Ciclismo

Alaphilippe, sí; Valverde, no

Alaphilippe supera a Fuglsang en la recta final del muro de Huy. / AFP
Alaphilippe supera a Fuglsang en la recta final del muro de Huy. / AFP

El francés gana la Flecha Valona con Fuglsang en los talones y Ion Izagirre abandona tras una caída sin consecuencias

LUCA CORSI

La Flecha Valona se ha convertido en la carrera más previsible de la temporada. Movimientos más o menos peligrosos, control férreo de los potentes equipos con especialistas en el final en el muro del Huy y arreón del principal favorito a falta de 200 metros para adjudicarse la victoria. Un año sí y otro también.

Sucede que ha cambiado el nombre del actor principal. Alejandro Valverde, que cumple hoy 39 años, ha cedido su lugar en el trono de la prueba belga a Julian Alaphilippe, ganador por segundo año consecutivo en una ascensión final hecha a la medida tanto del murciano como del francés. Sucede que el actual líder de la clasificación mundial tiene un punto más que el campeón del mundo, undécimo en la línea de meta.

«Alaphilippe, sí; Valverde, no» es la conclusión a la que uno llega a las puertas de la Lieja-Bastogne-Lieja, el monumento que pondrá el domingo punto final a las grandes clásicas de la primavera ciclista.

Y eso que Alaphilippe cruzó la línea de meta con Fuglsang en sus talones. El danés del Astana es quizá el corredor en mejor forma del pelotón. Le falta la punta de velocidad suficiente para superar al jefe de filas del Deceuninck, de nuevo a primerísimo nivel tras la caída que le obligó a abandonar en la Itzulia.

«La Flecha fue mi primer gran triunfo del año pasado», señaló Alaphilippe tras la victoria. «Ya he ganado mucho en 2019 -suma nueve triunfos-, pero quería volver a hacerlo bien en esta prueba. Toda la jornada ha resultado nerviosa por el viento. Estoy orgulloso de todos mis compañeros, que han llevado a cabo un trabajo ejemplar, sobre todo en la parte final. He cambiado de bicicleta a 44 kilómetros de la meta, pero no he perdido energía».

Destacó la oposición de Fuglsang, con quien ya las había tenido tiesas en la Strade Bianche y en la Amstel Gold Race del pasado domingo. «No es fácil superar al danés, un gran corredor. Creo que estaba tan decepcionado como yo por lo sucedido en la Amstel Gold Race, donde pudimos terminar primero y segundo. No sé en qué orden. Reconozco que ha sido difícil batirle».

Ion Izagirre, por los suelos

La fortuna no acaba de acompañar a Ion Izagirre tras su victoria en la Itzulia. Una avería le obligó a cambiar de bicicleta a 50 kilómetros de meta y, lo que es peor, una caída le obligó a abandonar a falta de 36. También Omar Fraile rodó por los suelos, si bien ni uno ni otro sufren golpes de consideración. Chapa y pintura.

Entre los damnificados por las numerosas caídas destaca Pozzovivo, evacuado al hospital con una conmoción cerebral y traumatismo facial. También se vieron involucrados Adam Yates y Kreuziger.

La ausencia de Ion Izagirre restó capacidad de maniobra a Astana, que lanzó hacia delante a Gorka Izagirre. Sin embargo, Movistar con Verona de estilete y Deceuninck con un Mas sobresaliente en los últimos kilómetros, permitieron al grupo de cabeza llegar compacto a las rampas de Huy que conducían a la meta.

Más