El Barça paga el salario medio más alto por jugador del mundo