Baloncesto

Como si botas el balón en Rucker Park

Street basket. Oroz posa con un balón en las canchas exteriores del barrio del Antiguo. / MICHELENA
Street basket. Oroz posa con un balón en las canchas exteriores del barrio del Antiguo. / MICHELENA

Xabi Oroz jugará el torneo 3x3 de los Juegos del Mediterráneo con la selección española

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Las famosas pistas de Rucker Park o del West 4th Street en Nueva York tienen mucho que ver en que el jugador del Delteco Gipuzkoa Basket Xabi Oroz (Azkoitia, 1996) tenga que viajar hasta Tarragona. El guipuzcoano formará parte de la selección española que va a tomar parte en los Juegos del Mediterráneo en la modalidad de 3x3. En las calles de la gran urbe estadounidense se forjó la leyenda de una modalidad del baloncesto que ha llegado a mucha gente. Quien más quien menos ha jugado o conoce a alguien que ha tomado parte en este tipo de torneos que se disputan a una canasta y que saca a relucir las artes más básicas del baloncesto: rapidez, puntería y pillería.

«Puede ser divertido», explica el exterior del Gipuzkoa Basket, aunque ya sabe lo que es jugar este tipo de torneos. «Jugué hace algunos veranos los Juegos Olímpicos de la Juventud en China y cuando el seleccionador, Jaume Comas, me dijo que podía estar entre los convocados, le dije que contara conmigo».

Oroz tendrá como compañeros al base del Real Canoe Dani de la Rúa, formado en las categorías inferiores del Real Madrid; Nil Briá, un exterior de la cantera del Manresa; y Adnan Omeragic, jugador de 2,01 nacido en Tenerife pero de ascendencia bosnia.

Durant, Irving, Love...

En estos Juegos del Mediterráneo se darán cita unos 4.500 deportistas de más de veinte países distintos, por lo que se trata de un evento de una gran magnitud. «Vamos a pasarlo bien y a intentar hacer un buen papel», subraya Oroz, a quien le gusta mucho la modalidad del tres contra tres. Nacida del baloncesto en la calle, al otro lado del charco es una especie de religión y muchas estrellas de la NBA han pisado las canchas urbanas y se han colgado de los maltrechos aros callejeros.

Uno de los últimos en jugar fue Kevin Durant (Golden State Warriors) y también son famosos los spots comerciales interpretados por Kyrie Irving (Boston Celtics) o Kevin Love (Cleveland Cavaliers). «Me gusta jugar estos tres por tres porque hay que tener un poco de pillería», dice el azkoitiarra. «Más que meter mucho de fuera o tener un jugador grande, si te mueves rápido y eres un poco 'perro' puedes ganar».

Las reglas son las habituales de un torneo de estas características. Se juega en una cancha, el tiro desde detrás de la línea vale dos puntos y uno si se anota desde dentro. Cuando hay un rebote de ataque no hace falta salir de la zona, pero si se roba el balón o se coge rebote en defensa, sí. «Hay árbitro, pero suele haber bastante leña, se permiten bastante los contactos, pero sin que llegue la cosa a mayores. Al final es una modalidad dentro del basket y aunque gusta ganar, nos lo tomamos con tranquilidad», apunta el guipuzcoano.

Oroz reconoce encontrarse «en forma», ya que ha estado acudiendo a los entrenamientos de posttemporada que ha realizado el Gipuzkoa Basket. «Hemos trabajado a gusto con Sergio y Bully y creo que es algo que nos va a venir bien». El 3x3 espera a Oroz, quien el año que viene volverá a formar parte de la columna vertebral del GBC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos