El rival

Nueve años de reinvención de la mano de Moncho Fernández

El Obradoiro perdura en la ACB descubriendo talento que después no ha podido retener, como Maxi Kleber, Matt Thomas o Mike Muscala

B. A. SAN SEBASTIÁN.

Si hay que hablar del Obradoiro, Moncho Fernández es el primer nombre que tiene que aparecer en liza. El técnico santiagués de 49 años está cumpliendo la novena temporada en el banquillo del equipo de su ciudad, al que llegó en la campaña 2010/11, todavía en la LEB Oro. Ascendió en su primer curso y desde entonces el Obradoiro es un fijo de la ACB. Junto a Pablo Laso y Moncho Fernández es el entrenador que más tiempo lleva en un mismo banquillo de la Liga.

Sus plantillas se han caracterizado principalmente por dos aspectos: uno en la pista, con el predominio del juego en el triple; y el segundo en los despachos, con un gran trabajo de captación de talentos a punto de explotar y de jugadores de otras ligas europeas que se han destapado en la segunda mejor Liga del mundo.

La lista de esos hombres es interminable y hay que reconocer el buen trabajo de la dirección deportiva gallega. El último ha sido Matt Thomas, que firmó por el Obradoiro la temporada pasada después de hacer una espectacular Summer League con Los Angeles Lakers. Su gran papel le sirvió para firmar en verano por el Valencia Basket.

Al del norteamericano se suman los nombres de Artem Pustovyi, ahora en el Barcelona; Rosco Allen, Mickey McConnel -11 puntos y 7 asistencias en su año en la ACB-, Shayne Whittington, que llegó de los Indiana Pacers; Angelo Caloiaro, actualmente en el Maccabi Tel Aviv; Adam Waczynski, Mike Muscala o Maxi Kleber, jugador importante en la actual rotación de los Dallas Mavericks.

Llovet, Simons y Vasileiadis

Esta temporada están sufriendo más de lo habitual porque no han encontrado esa pieza que ofrezca un rendimiento diferencial. Tuvieron una dinámica de una victoria -ante el GBC- en ocho partidos en la primera vuelta, y ahora han vuelto a las andadas, con un triunfo en las últimas siete jornadas.

Nacho Llovet, Ben Simons y un habitual 'killer' como Kostas Vasileiadis están siendo las principales bazas del Obradoiro, que tiene su puesto más débil en el de base, con Pepe Pozas, Albert Sàbat y David Navarro a un nivel inferior del que necesita el equipo. Entre los tres promedian 11,4 puntos y 10,5 asistencias. Pérez, Rebec y Nevels, por ejemplo, suman 23,6 puntos y 10,8 pases de canasta.