Mercado de fichajes

Abrines regresa al Barça tras tres campañas en la NBA

Àlex Abrines, en su anterior etapa como azulgrana. /Sergei Supinsky (Afp)
Àlex Abrines, en su anterior etapa como azulgrana. / Sergei Supinsky (Afp)

El escolta balear firma por dos temporadas más otra opcional y apuntala un proyecto que ha sumado este verano a Brandon Davies, Cory Higgins y Nikola Mirotic

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El Barça sigue conformando una plantilla temible de cara a la campaña 2019-2020. La entidad azulgrana ha oficializado la incorporación de Àlex Abrines, que regresa al Palau Blaugrana tras tres campañas en la NBA. El escolta balear, de 25 años y 1,98 metros, firma por las dos próximas temporadas, más una tercera opcional, y será presentado el lunes 15 de julio, a las 19 horas, una vez supere el preceptivo reconocimiento médico.

El retorno de Abrines al Barça estaba prácticamente cantado desde que el pasado 3 de julio el mallorquín anunciase su decisión de volver a las canchas una vez superada la depresión en la que se sumió y que le llevó a rescindir el pasado mes de febrero su contrato con los Oklahoma City Thunder, aunque entonces no se desvelaron los motivos de una decisión que pilló desprevenido al mundo del baloncesto.

Cinco meses después de aquel movimiento, Abrines publicó un emotivo vídeo en el que detalló la «pesadilla» que había vivido y adelantó su regreso «para volver a disfrutar» sobre el parqué. Lo hará enfundándose de nuevo la elástica azulgrana que portó durante cuatro campañas antes de dar el salto a la NBA y con la que conquistó tres títulos: una Copa del Rey (2013), una Liga ACB (2014) y una Supercopa (2015).

El balear, que había recalado en el Palau Blaugrana en el verano de 2012 procedente del Unicaja de Málaga, fue una pieza destacada en el equipo dirigido por Xavi Pascual, a cuyas órdenes participó en 255 encuentros. Un periplo que cerró en el curso 2015-2016, en el que fue elegido mejor jugador joven de la Euroliga (Rising Star), para dar el salto a la NBA con 22 años.

Abrines, que había sido elegido en la segunda ronda del 'draft' de 2013 con el puesto 32 por los Oklahoma City Thunder, entendió que era el momento oportuno de probar suerte en la mejor liga del planeta y se puso en el verano de 2016 a disposición de Billy Donovan, técnico de la franquicia de la NBA, promediando en su primera campaña 6 puntos, 1,3 rebotes y 0,6 asistencias en 15,5 minutos por partido. Militó otros dos cursos en los Thunder, con los que disputó un total de 174 partidos. El último, el 1 de febrero de 2019, ante los Miami Heat en el American Airlines Arena, donde se quedó sin anotar en poco más de nueve minutos en pista, cuando nada hacía presagiar que sería su despedida de la NBA. Una competición en la que terminó promediando 5,3 puntos (con un 37% de acierto en triples), 1,4 rebotes y 0,5 asistencias.

Objetivo, volver a la primera línea europea

El fichaje de Abrines apuntala un proyecto que se ha visto reforzado este verano con las incorporaciones del ala-pívot Brandon Davies, procedente del Zalgiris y al que cortejó también el Real Madrid, el alero Cory Higgins, campeón de la Euroliga con el CSKA, y el hispano-montenegrino Nikola Mirotic, que optó por abandonar la NBA tras jugar los últimos meses del pasado curso con los Milwaukee Bucks para vincularse al Barça para las tres próximas temporadas, convirtiéndose en la gran 'bomba' del verano y principal referente del conjunto entrenado por Svetislav Pesic.

Los azulgranas han renovado también este verano al base francés Thomas Heurtel, al alero español Víctor Claver y al alero húngaro Adam Hanga. Operaciones todas ellas que responden al anhelo de la directiva y especialmente de su presidente, Josep Maria Bartomeu, de devolver al equipo a la primera línea europea, tras quedarse fuera de nuevo el pasado curso de la Final Four de la Euroliga.