Baloncesto

Felipe Reyes abre una brecha en el vestuario del Real Madrid al quejarse de Pablo Laso

Felipe Reyes lucha por un balón con los jugadores del Fenerbahçe Nikola Kalinic (i) y Jan Vesely. /EFE
Felipe Reyes lucha por un balón con los jugadores del Fenerbahçe Nikola Kalinic (i) y Jan Vesely. / EFE

El capitán del equipo blanco se ve obligado a pedir perdón a sus compañeros y al técnico por sus declaraciones «en caliente»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Aunque después pidiese perdón a sus compañeros y a Pablo Laso, el capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, ha abierto una brecha en el vestuario al quejarse de los escasos minutos que le concede el entrenador vitoriano cuando ha renovado recientemente por un año más (hasta los 40) y al equipo blanco no le queda ahora más que la Liga Endesa para salvar la temporada. A dos días de recibir este martes el Valencia Basket en la penúltima jornada de la temporada regular para defender el liderato, Reyes explotó contra Laso, a quien el pívot cordobés reclamó públicamente «una conversación». «Cuando yo jugaba, había otro compañero que no lo hacía y se merecía todo el respeto, y al contrario», respondió Laso a Reyes, evidenciando que se acrecienta el distanciamiento entre ambos en el tramo decisivo de la temporada tras haber sido destronado el Real Madrid como campeón de Europa.

«Mis declaraciones en caliente después del partido contra Fenerbahçe no han sido acertadas», se disculpó Reyes a través de las redes sociales después del revuelo que provocó por lamentar jugar sólo 12 minutos en el partido por el tercer puesto de la Final Four de la Euroliga tras quedarse en el banquillo en la semifinal ante el CSKA. «Estoy tocado porque no lo comprendo. Sales, lo haces lo mejor que puedes, das el máximo y luego pasan cosas que no entiendes», lanzó Reyes, que encontró el apoyo de Sergio Rodríguez, el flamante campeón continental con el CSKA que desearía regresar al Real Madrid, aunque el club blanco pretende fichar a Nando de Colo.

«No sé lo que ha pasado, pero Felipe es un referente, sé lo que trabaja y cómo trabaja y es un ejemplo para todos», proclamó el Chacho después de que Reyes sorprendiese, en el momento más inoportuno, con exigir a Laso mayor protagonismo. La tensión entre Reyes y el técnico amenaza ahora con trastocar la armonía del vestuario blanco y, precisamente, cuando la resolución del título de Liga podría marcar el futuro de Laso.