Un avión que quiere despegar desde Donostia hacia Glasgow

El velocista de origen cubano Yunier Pérez, plusmarquista español de los 60 metros lisos, buscará la mínima europea (6.68) en la Copa del sábado en el velódromo de Anoeta

Yunier Pérez corre en la reunión indoor de París. /Twitter Y.P.
Yunier Pérez corre en la reunión indoor de París. / Twitter Y.P.
Karel López
KAREL LÓPEZ

Yunier Pérez es un avión. Es uno de los hombres más rápidos del planeta, sobre todo en los 60 metros lisos, distancia que conoce casi como la palma de su mano. 2018 acabó con el velocista del Playas de Castellón en la séptima posición del ránking mundial (6.52) y en 2014 fue el cuarto más veloz (6.49). El sábado, en la Copa del Rey y de la Reina que se disputa en el velódromo de Anoeta, la del esprínter de origen cubano será una de las carreras a seguir. Si da tiempo, claro...

¿Su objetivo? Lograr la mínima que pide la Real Federación Española de Atletismo para el Europeo bajotecho de marzo en Glasgow: 6.68. Aunque aparentemente y teniendo en cuenta los registros en los que acostumbra a correr sea un crono sencillo, el caribeño reapareció el domingo en París (6.74) tras prácticamente un año sin competir. El año pasado, en la reunión de Madrid, Pérez se rompió el tendón de Aquiles. Fue justo después de batir en Dusseldorf el récord de España (6.52).

La vida deportiva del ahora velocista español no ha sido fácil. Durante su juventud compitió con Cuba. Llegó a ser olímpico en Pekín 2008. Allí fue finalista en el 4x400. Pero, cuando viajó a Europa para competir en el Campeonato Iberoamericano de San Fernando 2010, desertó junto a varios compañeros de selección.

«La Federación Cubana me estaba amargando la vida», explica Pérez. «No lo tenía planificado. Fue cosa del momento. Después de aquel campeonato, tenía previsto realizar una gira europea», sigue. Sin embargo, vio peligrar ese dinero necesario para vivir en Cuba y que ganaría durante ese 'tour'. La Federación Cubana le quería mandar de vuelta antes de tiempo y él tomó la complicada decisión. «No fue fácil. Tengo un hijo allí al que he podido visitar en septiembre. No me arrepiento de lo que hice».

El actual plusmarquista español de 60 metros, distancia que correrá en Donostia el sábado, acabó en Castellón, ciudad que no ha dejado hasta la fecha. «Esta es mi novena temporada en el Playas. Un entrenador cubano nos invitó a ir hasta Castellón y hasta ahora. No entra en mis planes moverme; estoy encantado», continúa este hombre nacido en San José de las Lajas que ahora tiene 33 años.

Problemas

Yunier no lo ha tenido fácil para obtener la nacionalidad española. Se la concedieron a finales de 2017, aunque no fue hasta justo un año después cuando la IAAF le permitió competir con la selección española. Eso sí, antes de eso, «engañado por un mánager», cerca estuvo de ser turco. Él renunció a esa nacionalidad.

Dejando todos esos trámites atrás, Yunier quiere «estrenarse «con la selección española en el Europeo de Glasgow. Lo importante es que ya estoy recuperado de la lesión. Poco a poco tengo que ir cogiendo el ritmo y las marcas irán llegando», afirma el sprínter caribeño, que también tiene en mente llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Pérez es un atleta que acostumbra a salir muy bien, por delante de sus rivales, aunque él cree que «la clave es la aceleración. Soy capaz de hacerlo muy rápido, en diez metros ya lo he conseguido, cuando otros atletas tardan entre veinte y treinta».

En los 100 metros, el ya veterano atleta cuenta con una marca de 10.00. «Espero correr algún día en nueve segundos y pico. Es la espinita que tengo clavada».

«Primera vez en San Sebastián»

La del sábado será la primera competición de Yunier Pérez en Donostia. Los 60 metros masculinos se disputan a las 20.10 horas. «Nunca he estado en San Sebastián. Viajo mucho durante toda la temporada para competir, y cuando estoy de vacaciones, prefiero quedarme en Castellón. Eso sí, me han hablado muy bien de la ciudad», explica el velocista.

«También sé que la pista es nueva. Eso es importante, aunque soy de los que piensa que lo esencial es que yo esté rápido. Creo que sí estoy en condiciones de lograr la mínima europea», concluye. Yunier Pérez tiene claro que los primeros pasos hacia Glasgow los tiene que dar en Donostia. ¡A volar!

«Traté de ir por delante de Usain Bolt, pero me pilló»

Yunier Pérez estuvo cerca de ganar a Usain Bolt en 2017. Fue en la prestigiosa reunión de Ostrava. Allí, el velocista de origen cubano corrió en 10.09, mientras que el jamaicano, gracias a un gran final, marcó 10.06. El ahora esprínter español fue durante muchos metros por delante del plusmarquista mundial de los 100 metros en una carrera que siempre recordará. «Lo que nunca he contado hasta ahora es que durante el calentamiento se me subió el gemelo. ¡Madre mía! El fisio no dejó de echarme crema y pude correr. 'Que sea lo que dios quiera', pensé. Recuerdo que salí muy bien y que fui por delante de él durante gran parte de los 100 metros, pero el 'cabrón' me pilló. A fin de cuentas, un día malo de Bolt era como uno bueno de los demás», relata.

 

Fotos

Vídeos