Atletismo

Teresa Errandonea: «Me dije a mí misma: eres campeona de España»

Teresa Errandonea muestra su medalla de oro en las pistas de Plaiaundi. /F. DE LA HERA
Teresa Errandonea muestra su medalla de oro en las pistas de Plaiaundi. / F. DE LA HERA

La atleta irundarra mira ilusionada a los objetivos del año que viene, entre ellos batir el récord de Euskadi

NEREA SARRIEGISAN SEBASTIÁN.

Doce veces medallista en campeonatos de España absolutos y catorce en categorías inferiores. Cuatro internacionalidades con la selección absoluta y seis con la de menores. Un récord de Euskadi absoluto de 60 metros vallas en pista cubierta (8.25) y otro de Gipuzkoa al aire libre en 100 metros vallas (13.37, +1.0). Teresa Errandonea (Irun, 1994) guarda con mimo los recortes de todos esos logros y también las medallas, en una caja en la que aún había sitio para una más.

Quizás la más especial y, sin duda, con la que más tiempo ha soñado: un oro absoluto al aire libre. Lo consiguió el domingo pasado en La Nucía (Alicante), en el Campeonato de España. Aunque no era el primer oro absoluto de la del Super Amara BAT. Cuando acababa de cumplir 18 años, se hizo con él en los 60m vallas en pista cubierta. Pero ningún título absoluto había caído en sus manos al aire libre. Hasta este domingo. Han pasado varios años desde que aquella vallista de 16 años se colgó su primera medalla absoluta. Para los de cerca nada ha cambiado, sigue siendo la misma. Para los de fuera, es ahora la rival principal a batir.

- ¿Cuánto tiempo había soñado con esta medalla?

- Era algo que llevaba persiguiendo mucho tiempo. Cuando gané mi primer oro absoluto en pista cubierta, empecé a mentalizarme de que podía hacerlo también al aire libre. Desde entonces, aunque he estado cerca muchas veces, nunca lo he podido conseguir. Colgarme el oro el pasado fin de semana, después de todo, me ha hecho muchísima ilusión.

- ¿Qué sintió al verse campeona?

- Al principio no me lo creía, fue cuando la gente empezó a felicitarme cuando me dije a mí misma: 'Has ganado, eres campeona de España'. Pensé en todas las personas que han pasado conmigo este último año y también en las que han hecho que haya llegado hasta aquí. Me acordé de mi entrenador, Ramón Cid, al que estoy muy agradecida, y de quien lo ha sido hasta hace dos temporadas, Ibon Muñoz, que es con quien empecé. También de mi fisioterapeuta Imanol Soroa y del resto de fisios de Zubieta. Hemos formado un gran equipo las últimas temporadas. Y, por supuesto, pensé en mi familia y amigos, en mi novio, en mi grupo de entrenamiento y en mis compañeros de equipo. Nada de esto habría sido posible sin ellos.

- Mucha gente decía que usted era la favorita este año... ¿Llegó a creérselo en algún momento?

- Las últimas semanas me lo estaban diciendo mucho en la pista y en las competiciones a las que iba. Yo veía que en carreras en las que había corrido cerca de mi marca, sobre 13.30 o 13.40, no lo había hecho con las condiciones idóneas. Sabía que podía salir una buena carrera, pero algo que me ha enseñado la experiencia es que son vallas y puede suceder cualquier cosa, como le pasó a mi compañera Caridad Jerez. La clave este año ha sido que he ido al campeonato con otra mentalidad, más concentrada y consciente de mis posibilidades. Esta temporada Ramón y yo hemos conseguido plasmar en las competiciones cosas que antes no tenía y que hemos ido fijando en los entrenamientos. Todavía es pronto, pero tengo que darme una oportunidad con el nuevo sistema de entrenamientos. Hemos conseguido igualar mi marca personal, estamos convencidos de que el año que viene será aún mejor.

- ¿Cuáles son sus objetivos para la próxima temporada?

- Sobre todo, pido salud en cuanto a las lesiones, de las que tampoco me he librado esta temporada. No voy a fijarme ningún campeonato como objetivo ni a obsesionarme, nunca sabes cómo van a ir las cosas. En cuanto a las marcas, batir el récord de Euskadi de 100 metros vallas de Nerea Azkarate, que es 13.21, sí que está entre mis metas. En pista cubierta, buscaré bajar de 8.20, que supondría mejorar mi propio récord de Euskadi. Tengo mucha fe porque estamos estableciendo una base para construir las próximas temporadas. Sé que van a venir buenos resultados.

- Más allá de las pistas... ¿Cómo ve su futuro?

- Soy graduada en ADE, tengo un máster de dirección financiera y estoy terminando un MBA. Me gustaría, cuando termine el máster, buscar algo que me permitiera compaginar el trabajo y los entrenamientos y que me ayudase a ir introduciéndome también en el mundo laboral. Mi prioridad en este momento es el atletismo, pero no he dejado de lado la formación. Es lo más importante para mí.