Usain Bolt y una pachanga con la Real Sociedad

El jamaicano, empeñado en convertirse en futbolista profesional, parece que ha encontrado su sitio en la liga australiana, aunque sería un filón para cualquier equipo

Usain Bolt
Usain Bolt, durante un entrenamiento con el equipo australiano Central Coast Mariners. / EFE
Karel López
KAREL LÓPEZ

Será el jugador más rápido, también el que más salte (y eso que ya es alto...). Sus cualidades físicas son innegables y son mejores que las de cualquier futbolista. Nadie discute que es un gran aficionado al balompié... Y no sigo. Pero Usain Bolt, además de tener una edad (32 años), está claro que nunca llegará a ser con el balón la estrella que sí fue con las zapatillas de clavos. Aunque sí podría ser una mina para la mayoría de clubes...

El sueño (quizás por eso acuda con frecuencia a Old Trafford, el 'Teatro de los Sueños', para ver a su querido Manchester United...) del ocho veces campeón olímpico es convertirse en futbolista profesional. Está empeñado y no lo hace por dinero. Ya hizo bastante caja en las pistas de atletismo. El jamaicano tiene ese sueño y yo, como aficionado, tengo otro: que acabe en la Real Sociedad. Ya saben: soñar es gratis...

Imaginen. Bolt sería un filón. No solo por banda, donde ni Theo ni Zaldua podrían competir con su velocidad (le darían mil vueltas, en cambio, con el toque de balón y con la visión de juego, para que no se malinterprete y para que no parezca que sería mejor que ellos); batiría todos los récords de la Liga. Correría por la banda de Anoeta más de lo que se ha hecho durante los 25 años de pistas de atletismo en el estadio amaratarra. Podría marcar al hombre al mismísimo Gareth Bale. Las carreras por banda del 'expreso de Gales' se quedarían pequeñas al lado de las de la 'locomotora de Jamaica'.

Otra cosa ya es si su marcaje al hombre sería efectivo. Aunque si Garitano no se fía de sus dotes defensivas, ahora que la Real busca un extremo veloz (han sonado Saint-Maximin, Moussa Diaby, Álvaro García, Yazici...), el plusmarquista mundial de 100, 200 y 4x100 metros podría ocupar esa plaza. Y si al técnico guipuzcoano tampoco le convence, le podría alinear en una pachanga veraniega.

En cualquier caso, la Real Sociedad protagonizaría portadas de diarios de todo el mundo con su fichaje. Abriría informativos y las líneas de texto y minutos televisivos estarían garantizados jornada tras jornada. Los patrocinadores, por tanto, encantados. Y Macron, en una situación nunca antes vivida (ni de cerca). Venderían camisetas como churros... Y el conjunto txuri-urdin se daría a conocer en todo el mundo. Sería un buen momento para sacar a la venta camisetas de la sección de atletismo del club. Incluso se le podría hacer ficha y que compitiera en alguna liga de clubes de División de Honor (siempre y cuando se gane el puesto, claro)... Soñar es gratis, ya saben.

Más sobre la Real

Y encima, se trata de un atleta libre de dopaje, situación de la que muy pocos grandes velocistas pueden presumir. Lo dicho. Bolt sería un filón para cualquier club, también para la Real Sociedad, sobre todo a nivel de marketing. La marca Real Sociedad se daría a conocer. Zubieta se llenaría de periodistas a diario (a 70 congregó en su primer entrenamiento con el Central Coast Mariners, de la A-League australiana, la máxima categoría) y la cafetería de las instalaciones estaría a rebosar con frecuencia. Y con el auge de los 'esports', ¿cuánta gente seleccionaría a la Real Sociedad solo para poder jugar con la estrella jamaicana?

Tal vez como futbolista no dé la talla, pero como imagen del club... Una mina, ¿no creen?

¿Imposible?

Estará pensando más de uno que sería imposible porque Puma es la que manda en las decisiones de Bolt. Pero, curiosamente, en el equipo australiano en el que está probando ahora el atleta retirado el pasado año, tiene un acuerdo con Umbro, patrocinador técnico de la selección jamaicana de fútbol desde hace ocho meses. El Mamelodi Sundowns sudafricano, el Borussia Dortmund alemán y el Stromsgodset noruego sí que son de Puma.

¿Lo malo? No sé yo si estaría dispuesto a convivir con tantos días lluviosos en Gipuzkoa... Vería más de lo que le gustaría a sus amigos los rayos, eso sí.

Y si no puede la Real Sociedad porque Puma se mete en el ajo, que haga el esfuerzo el Eibar, que para algo es el único equipo de Primera que porta material de la empresa alemana... Usain Bolt, un armero más a las órdenes del coronel Mendilibar. Venga, aunque sea para una pachanga... Soñar es gratis.

Usain Bolt, en mayo, se ejercita con el Borussia de Dortmund.
Usain Bolt, en mayo, se ejercita con el Borussia de Dortmund. / Reuters

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos