Atletismo

Ramón Cid: «Estamos ante una generación de enormes competidores»

Ramón Cid, apoyado en una valla en el velódromo de Anoeta. / IÑIGO SÁNCHEZ

Tiene «confianza» en un grupo de atletas que se destapó en el Mundial en pista cubierta de Birmingham y que aspira a todo en el Europeo de Berlín

Karel López
KAREL LÓPEZ

Ramón Cid (15/08/1954) es un hombre de atletismo. Es la mejor manera de definir a este donostiarra, encargado desde hace cinco años de elegir la selección española que compite en Europeos, Mundiales, Juegos... Su amor por este deporte, en el que fue olímpico en 1976 y 1980, es infinito. Regresa «contento, satisfecho e ilusionado» del Mundial bajo techo de Birmingham, donde España logró dos medallas de bronce, cinco finalistas y se vio la exhibición de Óscar Husillos, con «final cruel» -el velocista fue descalificado por pisar ligeramente la raya tras ganar el oro en 400 batiendo el récord de Europa (44.92)-. De vuelta a casa, ya está manos a la obra en Anoeta con su grupo de entrenamiento. El seleccionador transmite «confianza» en una nueva generación de atletas que «va a dar muchas alegrías a nuestro atletismo». «He visto cómo han ido creciendo, con paciencia, poco a poco, y son grandísimos competidores», recuerda.

-En Birmingham, al acabar el Mundial, estaba contento...

-Acabé satisfecho con la actuación del equipo. Por lo que vi, por lo que me transmitieron. También por las medallas, pero sobre todo porque haces una evaluación entre el puesto teórico que debían ocupar los atletas y el que lograron y prácticamente todos mejoran (solo Álvaro de Arriba, quinto en 800, quedó por debajo del puesto con el que llegaba).

-¿Cree que la selección española dio una buena imagen?

-Sí. Lo que les tenemos que pedir a los atletas es que lo den todo en los grandes campeonatos, que compitan como lo han hecho en Birmingham. Es una generación que ilusiona.

-Siempre dice que, además, es un grupo de atletas con un perfil humano excelente...

-Así es. Les he visto crecer. Estoy encantado con ellos. El nivel medio de formación que tienen es altísimo. Hay médicos y muchos otros universitarios, por ejemplo. Es importante.

-Hubo un gran pero...

-La descalificación de Óscar Husillos después de la pedazo carrera que hizo...

-¿Cómo lo vivió?

-Fue cruel, sobre todo para él. No injusto. La palabra es cruel. Lo celebramos con lágrimas, porque no hay que olvidar que corrió en 44.92 un 400 en pista cubierta. Me llevé un tremendo disgusto sobre todo por él y por su entrenador, un hombre que ha estado vinculado al atletismo durante toda su vida.

-¿Qué le dice en esa situación el seleccionador a un atleta?

-Tras ver que la reclamación no prosperaba porque se veía que pisaba la raya, le dijimos que había que aceptar el reglamento. Él lo sabía. Tampoco tenía que caer en el victimismo ni en el sentimiento de culpa. Si en un pueblo muere mucha gente el mismo día, es que algo está ocurriendo. El 25% de los participantes en 400 acabó siendo descalificado. Algo ocurría en esa pista. La culpa no era de Óscar, no tenía que sentirse mal. Pero, sobre todo, lo que le dije fue que tenía que mirar al futuro con optimismo. Salió del Mundial con mucho más de lo que llegó. Ha nacido un monstruo deportivo. Ganó a un subcampeón olímpico (Luguelín Santos), a los estadounidenses y al que acabó siendo campeón mundial (Pavel Maslak), que ya lo había sido dos veces antes.

-Aprovechando que Husillos ha sido capaz de captar la atención, como ya hizo Bruno Hortelano en Río, ¿le gustaría ver un duelo?

-Antes hay que ver si Bruno recupera el nivel competitivo (sufrió un accidente de tráfico en 2016, tras los Juegos en los que batió el récord de España y estuvo cerca de pasar a la final en 200; meses antes ganó el Europeo. No ha vuelto a competir hasta ahora). Creo que ya está cerca de conseguirlo. Me gustaría verles juntos y con el mismo testigo. En el 400 hay atletas muy buenos en España; basta con mirar el 4x400 que tenemos. Bruno no lo tendría fácil para ser parte de ese cuarteto, pero quién sabe. Veremos qué pasa ya pensando en Tokio 2020. Más que un duelo, me gustaría que los dos mejoraran en sus pruebas: 400 y 200.

-Sería bueno para el espectáculo...

-Son dos grandes atletas, de presente y de futuro. Sería bonito. Estaría bien verles correr un 300, una distancia intermedia. Sin duda, algo interesante para el aficionado, para enganchar. Quizás en un mitin.

«El 25% de los atletas de 400 acabó descalificado», algo ocurre en la pista de Birmingham

«Me gustaría ver a Óscar Husillos y a Bruno Hortelano correr juntos con el mismo testigo»

-Hablemos de los medallistas en Birmingham. Los dos, Ana Peleteiro (bronce en triple) y Saúl Ordóñez (bronce en 800), llegaron repescados; no tenían la mínima exigida por la IAAF. ¿Esperaba una actuación así?

-Saúl es un enorme competidor. Al no haber logrado aún una gran marca, llegaba con la ventaja de ir de tapado, con poca presión. Se podía intuir que la final se acabaría resolviendo con una marca cercana a 1:47. Y en esos tiempos es un fuera de serie. Es valiente. Ya ganó el año pasado el estatal. Tras la semifinal, con la vista más puesta en Álvaro de Arriba (por primera vez hubo dos españoles en la final de 800 de un Mundial), yo ya pensaba en la opción de Saúl.

-En triple salto, su prueba, se vio la mejor versión de Peleteiro...

-A nivel mundial existe un síndrome. Cuando los atletas juveniles son fueras de serie, les cuesta triunfar a nivel absoluto. Ana ha logrado darle la vuelta a eso. Es su gran mérito. No se ha quedado en un 'fui'; ha trabajado para ser, con 22 años, competitiva a nivel absoluto en un Mundial. Lo que logró en 2012 ganando el Mundial júnior siendo dos años menor que sus rivales fue muy bonito, pero quizás se tuvo que sentir más observada de lo debido. El talento lo tiene, ha superado el desierto y ya está preparada.

-Miremos a futuro. ¿Qué espera de estos atletas en el Campeonato de Europa de agosto en Berlín?

-Debe ser nuestro campeonato. En un Europeo nos podemos comparar con nuestros iguales. La verdad es que tengo buenas expectativas. Tenemos una generación de enormes competidores. Al aire libre, además, ganamos pruebas en las que tenemos buenos atletas: marcha, fondo... Atletas como Jorge Ureña, los maratonianos, los obstáculos, Orlando Ortega, Sergio Fernández, el propio Bruno... Llevaremos un equipo numeroso a pesar de las complicadas mínimas.

-Ahora puede sacar pecho...

-Ha sido un camino largo, con años complicados por diferentes circunstancias. La situación económica no ha sido la mejor, pero estos atletas jóvenes que ahora destacan han vivido la crisis desde el principio y la han superado. Entiendo que el itinerario ha sido duro, pero han cogido experiencia y ahora saben competir por encima incluso de su nivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos