Atletismo

«El dinero ya lo cobraron y no tenemos forma de recuperarlo»

El atleta etíope Gizaw Bekele. /EFE
El atleta etíope Gizaw Bekele. / EFE

Los organizadores de las carreras guipuzcoanas ofrecen su visión. Tres de los atletas implicados en la 'Operación Relevo' contra el dopaje se lucraron en el territorio

Karel López
KAREL LÓPEZ

No es sencillo lidiar con una situación así. Los organizadores de carreras poco pueden hacer cuando se ven afectados por casos de atletas que han dejado huella en sus pruebas y posteriormente se ven involucrados en tramas de dopaje. Tres de los detenidos en la 'Operación Relevo' (Gizaw Bekele, Malika Asahssah y Rachid Nadji) dejaron su sello en carreras del calendario guipuzcoano. Ahora, tras conocerse la nueva operación de dopaje en España llevada a cabo por la Policía Nacional en la que se les han intervenido hormonas del crecimiento, testosterona... son los organizadores los que toman la palabra para denunciar lo ocurrido.

«El dinero ya lo han cobrado y no hay forma de recuperarlo», explica Carlos Bengoetxea, presidente de la Federación Atlética Guipuzcoana en 2007, cuando el marroquí Nadji, tercero en el Maratón de San Sebastián de aquel año, dio positivo en el control antidopaje posterior. «Ahora ha sido detenido (está en libertad con cargos), pero siempre ha sido un hombre rodeado de polémica. Tenía muchas ideas descabelladas; tras su etapa como atleta pasó a ser representante de otros deportistas de forma un tanto peculiar», continúa.

«En 2007 se llevó 600 euros por quedar tercero. No se los teníamos que haber pagado hasta que la Real Federación Española de Atletismo nos diera los resultados del control, pero es que tardaron ocho meses… Y no se puede tener a los atletas tanto tiempo sin cobrar. Es injusto y van a estar todos pidiendo el dinero día tras día. Por supuesto, de esa cantidad nadie nos ha devuelto nada… Y eso que se los reclamamos al mánager», concluye el expresidente de la FAG.

Las carreras que forman parte del calendario de la RFEA están obligadas a realizar controles antidopaje. Es el caso del Maratón de San Sebastián y del Cross de Reyes -donde Asahssah sabe lo que es ganar-, aunque no del Medio Maratón de Donostia de abril. Encargarlo cuesta en torno a 1.500 euros y, tras años en los que no había coordinación y podían presentarse tanto médicos de la RFEA como del Gobierno Vasco para el mismo control, ahora sí que hay cierto acuerdo.

«Él nos llamó»

El etíope Gizaw Bekele fue el ganador en abril del Medio Maratón de la capital guipuzcoana. «Vino sin fijo principalmente porque no había rendido demasiado en sus anteriores participaciones (cuatro)», expone Iñigo Elarre, organizador del evento. «Para nosotros, salir en los medios por esto es una faena».

«Nos llamó insistentemente. Quería correr. Vimos que había mejorado mucho y que incluso era la liebre de Javi Guerra y se entrenaba con Antonio Serrano (ya han roto relaciones). Nos decía que ahora se lo tomaba en serio; también que quería nacionalizarse. Le acabamos pagando el desplazamiento y el hotel, y entre el premio y el bonus por la marca ganó 1.200 euros. Sobre 5.000 ganaría ese mes sumando otras carreras», explica Elarre.

«La situación me duele. Nosotros pasamos una lista a la RFEA unos días antes para que comprueben que no hay atletas sancionados. Malika Asahssah, cuando venía, no lo estaba. Bekele nos llamó, pero la verdad es que no me fiaba...», expone Javi García, miembro de la organización del Cross de Reyes. «Me duele por otros atletas que se han quedado sin premios».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos