Lilatón

6.200 pasos en una carrera de fondo

Presentación de la carrera. /Unanue
Presentación de la carrera. / Unanue

La Lilatón volverá a batir el domingo (10.30 horas) el récord de participación en la trigésima edición de la carrera por la igualdad

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

La Lilatón volverá a superarse este domingo a partir de las 10.30 horas. Dada su razón de ser, la lucha por la igualdad de géneros, la cantidad de participantes debe priorizar sobre la calidad. Y como tal, es un éxito que un año más se bata el récord de mujeres inscristas, 6.265, por 6.050 en 2018 o 5.760 en 2017. «Y nos consta que más de mil se han quedado fuera. Esperamos desarrollar algo para poder darles cabida el año que viene», explicó Edurne Martínez de Treviño en nombre del Atlético San Sebastián, club que los últimos cinco años ha organizado esta prueba que no para de crecer, probablemente a mayor velocidad de la que avanza el camino hacia la paridad.

Esta carrera, la de la igualdad, es de fondo, y no debería ser algo asociado al 8 de marzo, sino a «los 365 días al año», apuntó Martín Ibabe, concejal de Deportes y Juventud, Seguridad Ciudadana y Protección Civil. La Lilatón cumple «treinta años trabajando desde las raíces de la igualdad», que es el lema de esta edición, añadió el edil, «orgulloso» del apoyo de Donostia al deporte femenino, como «hemos dado a conocer esta semana» en un informe.

Tributo al Gipuzkoa-Ogiberri

La Lilatón repetirá el esquema de los últimos años, incluido su atractivo trazado de 4,7 kilómetros urbanos con salida y meta en el Boulevard de Donostia. La novedad es el homenaje que se tributará al equipo ciclista femenino Gipuzkoa-Ogiberri, representado ayer por sus fundadoras, Ainhoa Artolazabal y Leire Olaberria. «Es el proyecto más igualitario y más justo por el que podíamos apostar», subrayó Goizane Álvarez, directora de Deportes en la Diputación de Gipuzkoa.

Así, varias de las ciclistas de la escuadra abrirán la Lilatón a las diez y media. Una hora antes, comenzará el tradicional calentamiento de zumba. Y desde las diez, los grupos musicales Ezten Giro y Gabenara amenizarán el ambiente. Luego llegará la salida, la carrera, la fiesta y la reivindicación, con la marea femenina inundando las calles donostiarras, al ritmo de trikitilaris y batucada. De las más de 6.200 inscritas, 5.520 (88%) son de Gipuzkoa, de las que solo el 18% son donostiarras. El rango de edad va de los 14 años hasta los 80 de la más veterana. «La Lilatón sabemos cuándo empieza, pero el día acaba cuando cada uno quiera», indicó Martínez de Treviño, en alusión al 'lilapote' en el que colaboran los bares Quinto Pino, Ordizi, Eiger, Herria, Auresku e iXa (cada uno con un horario).

Solidaridad con Ademgi

Esta edición también apoyará una causa solidaria. Esta vez, el dinero recaudado por la pulsera solidaria va destinado a Ademgi (Asociación de Esclerosis Múltiple de Gipuzkoa). La aportación de las inscritas asciende a 2.000 euros, a razón de un euro por brazalete. Miembros de este grupo dispondrán de un par de gafas y guantes en la zona de meta «para comprobar cómo se siente alguien con esta enfermedad». Dos de cada tres afectadas son mujeres.

En el acto en el Ayuntamiento de Donostia se dio visibilidad también a Yuwa, una escuela de India que a través del fútbol forma a chicas jóvenes para intentar salir de la dinámica de la pobreza y evitar el matrimonio infantil y el analfabetismo». En nombre de las diez jóvenes que pasaron la selección, habló Konika, que agradeció «el apoyo de la Real Sociedad y el colegio Olarain», donde se alojan.

Narró su día a día, que comienza a las cuatro de la mañana, cuando se levanta para coger un bus en el que recorre los 60 kilómetros hasta su lugar de entrenamiento. Luego, acude al colegio y a la vuelta le esperan las tareas de casa, con la esperanza de que un día sean compartidas. Aquí, en India y donde sea.