Atletismo

Fallece el atleta hallado inconsciente en Armentia

Mario Álvarez/
Mario Álvarez

Mario Álvarez, saltador de longitud de 34 años, se desmayó el día 20 cuando trotaba en un calentamiento

A. AZKORRETA

Mario Álvarez, atleta vitoriano de 34 años, ha fallecido este viernes después de ocho días en estado crítico. El pasado día 20 por la mañana sufrió un colapso cuando calentaba por carril bici de la calle Malizhaeza, entre Armentia y la Ikastola Olabide. Pese a ser atendido en el lugar por una unidad sanitaria y ser evacuado al HUA Txagorritxu con sus constantes vitales estables, las lesiones cerebrales producidas en el tiempo que estuvo sin atención médica resultaron irreversibles.

La noticia no sorprende a familiares y allegados, que desde el mismo día del suceso se temían por este fatal desenlace. Pero esa previsibilidad no resta dolor a la noticia, que llenó de consternación a sus padres y a su prometida, con la que iba a casarse la semana que viene; a sus amigos, directivos y compañeros de su club de siempre, el Celigüeta Barrutia, en el que aprendió a dar sus primeros saltos hace ya más de 25 años; algo que puede hacerse extensivo a la directiva y atletas de la Sociedad Gimnástica de Pontevedra, donde militó las últimas temporadas dejando su impronta de una apreciable capacidad atlética y gran calidad humana. Porque Mario era una persona tranquila y apreciada para todos los que le conocieron.

CELUGÜETA BARRUTIA

El suceso se produjo la mañana del jueves 20, cuando trotaba por la zona de Armentia. Trabajador a turnos en una empresa de Júdiz, hacía muchas de sus sesiones por la mañana. Ahora que es principio de temporada, los atletas, incluso los que no pertenecen a disciplinas de fondo, tratan de coger base con algunos kilómetros a ritmo suave. En algún momento, Mario, que corría solo, se sintió indispuesto y quedó tendido en el carril bici. Una persona que estaba cerca vio cómo se desplomaba y acertó a detener a un vehículo para que su conductor llamase al 112. Enseguida se trasladó una patrulla de la Policía Municipal, cuyos agentes le practicaron los primeros auxilios, pero pasó un tiempo hasta que pudo acudir la ambulancia medicalizada. Los especialistas lograron estabilizar las constantes vitales de Álvarez, que fue trasladado al hospital. Sin embargo, las lesiones cerebrales eran ya irrecuperables. Por voluntad de su familia, sus órganos han sido donados.

Más allá del factor humano, el atletismo alavés pierde a un destacado saltador de longitud; también de triple y con una buena chispa de velocidad. Es el vigente subcampeón de Euskadi de longitud con una marca de 7,39 metros acreditada en el mes de junio en el transcurso del Campeonato de Euskadi absoluto disputado en Landako (Durango), y ostenta el rango de actual campeón alavés (6,99 metros, el 26 de mayo). Era uno de los mejores exponentes de esta disciplina en el territorio junto a Fernando Campo (Fent Camí), amigo y compañero de muchos entrenamientos -casualmente, no ese día-. En la campaña 2017-18, Álvarez defendió los colores de la Sociedad Gimnástica Pontevedra, equipo al que contribuyó a su permanencia en la División de Honor de clubes. En esa fase de salvación celebrada en Elche, el alavés saltó 7,16, otra marca muy destacable, para clasificarse en la tercera posición del concurso. También era convocado habitualmente con la selección de Euskadi de atletismo para campeonatos autonómicos.

 

Fotos

Vídeos