Atletismo

El exciclista Imanol Ayestaran se plantea «bajar de 2h40, aunque sé que es difícil»

M. J. SILVANOS SAN SEBASTIÁN.

De la bici a corredor popular de maratones. Es lo que viene haciendo Imanol Ayestaran desde que en 2005 decidiera poner fin a su carrera profesional como ciclista en los equipos Relax y Webcor. Este donostiarra de 44 años, hijo del también 'txirrindulari' Antxon Ayestaran, es un apasionado del deporte. «En mi etapa como ciclista no gané nada ni tuve puestos destacados. Me quedo con las experiencias maravillosas que viví y con la gente tan fantástica que tuve la oportunidad de conocer. Disfruté de la época dorada del ciclismo y eso no está al alcance de muchos. Además, en mi estancia en Estados Unidos donde se vive el ciclismo con menos presión conocí a la que hoy es mi mujer Morgan y madre de nuestros tres hijos; Anne (5 años), John (7) y Sophie (8) que por cierto correrán esta tarde la Maratoi Txiki Festa».

2h40 como objetivo

Imanol tiene como estrategia pasar en 1h18-19 el medio maratón. «Calibrar el tiempo es importante porque en cada segundo puede estar el fracaso o el éxito. Intentaré meterme en un grupo que vaya a un ritmo constante y parecido al mío. Tengo que decir que después del maratón de Chicago (2h42) me he despistado un poco. Aprovechamos la estancia para llevar a los niños a Disney y me he saltado muchos entrenamientos. No es fácil bajar de 2h40. A ver qué pasa».

Imanol se describe como una persona llena de metas, objetivos y sueños. «Desde muy pequeño he estado vinculado al deporte. Mi aita me transmitió la pasión por la bici. Ahí estaba siempre ayudando a organizar la Vuelta al País Vasco. Recuerdo como me llevaba al Velódromo a las seis horas de Euskadi. Cuando me retiré empecé a trabajar en Zurich».

 

Fotos

Vídeos