Atletismo

Lágrimas de plata y felicidad tras el disgusto

Pedro Nimo, Camilo Santiago, Jesús España, Javi Guerra y el villabonatarra Iraitz Arrospide, en el podio con la medalla de plata./EFE
Pedro Nimo, Camilo Santiago, Jesús España, Javi Guerra y el villabonatarra Iraitz Arrospide, en el podio con la medalla de plata. / EFE

España, segunda por equipos en maratón, pensó que Iraitz Arrospide no recibiría la medalla

Karel López
KAREL LÓPEZBerlín

Los minutos de espera que vivió ayer Iraitz Arrospide (2h19:49, 34ª posición) tras acabar el maratón del Campeonato de Europa fueron de los más largos de su vida. Pasó de la euforia al conocer que junto a sus compañeros de la selección había logrado la plata por equipos al disgusto por pensar que, al ser el quinto del equipo en meta, se quedaría sin recibir la medalla. Todo cambió cuando Carlota Castrejana, extriplista y jefa de equipo de la expedición, se acercó y le dijo que se pusiera el chándal para subir al podio. Sus lágrimas pasaron a ser de plata y de felicidad.

Las de Trihas Gebre, bronce por selecciones, fueron de sufrimiento. Le costó muchísimo en los kilómetros finales a la etíope-guipuzcoana. Tras ir durante gran parte de la carrera en el grupo cabecero, acabó en solitario y cruzó la línea de meta novena (la mejor del equipo con 2h32:13). También ayudó la alavesa Elena Loyo (23ª, tercera con 2h37:54). En definitiva, una mañana de emociones, de lucha contra el asfalto y el calor, sobre todo en la segunda parte de la carrera masculina.

«Estaba muy nervioso antes de que de ponerme a correr. He salido muy rápido hasta la media maratón (1h07:41, lo que, de mantener ese ritmo, le habría hecho mejorar en un minuto su marca), pero hacía mucho calor y he sufrido para llegar», narraba exhausto el fondista de la Real Sociedad tras llegar. Todos sus compañeros le abrazaron. Solo Italia les superó por países.

Arrospide se encontró «nervioso; la media la he pasado muy rápido y me ha costado»

Gebre, bronce por países, sintió que «iba andando los últimos cuatro kilómetros»

Al igual que cuatro años antes, Javi Guerra, cuarto, vio que se le escapaba el podio, al que sí subieron el belga Naert (2h09:51, récord de los campeonatos), el suizo Abraham y el italiano Rachik. Jesús España llegó sexto; Camilo Santiago, 16º; y Pedro Nimo, 22º. Pero son una piña y la medalla por selecciones también valía. Y mucho.

Ramón Cid se fundió también en un abrazo con Arrospide, que al poco de acabar se tumbó en el suelo debido a calambres en los gemelos. Le llevaron al box de la selección y allí, al ver cómo Clara Simal, la única española retirada, se quedaba sin medalla, llegó a pensar que al no haber sido uno de los cuatro primeros de la selección, correría la misma suerte. Las lágrimas se le escapaban. Fueron diez duros minutos. «Creo que solo suben cuatro al podio. Me quedo sin medalla», contaba desde la camilla del box. Hasta que llegó Castrejana, le dijo que la presea era para todos los que llegaban a meta y las lágrimas acabaron siendo de plata y de emoción. En el podio.

Iraitz Arrospide y Trihas Gebre durante la prueba disputada en Berlín | El atleta guipuzcoano al finalizar la prueba se mostraba satisfecho con la marca obtenida. / Karel López

«Los últimos cuatro kilómetros sentía que iba andando. Ha sido muy duro», explicaba Gebre, «contenta» con el metal de bronce colectivo junto a Galimany, Loyo y Díaz en un maratón ganado por la bielorrusa Mazuronak (2h26:22), que corrió buena parte de los 42,195 kilómetros con la cara ensangrentada. Bielorrusia ganó por equipos y plata fue Italia.

Torrijos, quinto en triple

La mejor actuación española de la tarde en el Estadio Olímpico llegó de la mano del castellonense Pablo Torrijos. El triplista acabó quinto (16,74 metros) un concurso dominado por el portugués Nelson Évora (17,10). Irene Sánchez-Escribano fue octava en los obstáculos, misma plaza que el 4x100 femenino (García, Lara, Pérez y Sevilla).

Destacó entre las finales la de pértiga masculina, con el sueco de 18 años Duplantis saltando 6,05 (récord del mundo júnior).

Diez medallas

Finalizado este Europeo, España ha sumado diez medallas (25 finalistas): dos oros, tres platas y cinco bronces. Es la tercera vez que se alcanza la decena.

Más

 

Fotos

Vídeos