Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Atletismo

Una cuestión de suerte en Gros

Los 10 kilómetros de la Gimnástica de Ulía se resolvieron en los metros finales. Al comienzo, el ritmo no fue rápido. / MICHELENA
Los 10 kilómetros de la Gimnástica de Ulía se resolvieron en los metros finales. Al comienzo, el ritmo no fue rápido. / MICHELENA

El supersticioso David Palacio, con el dorsal 606 tras rechazar el 13, gana los 10 kms de la Gimnástica | Gema Martín, campeona en una igualada carrera marcada por el viento, la lluvia y el frío

Karel López
KAREL LÓPEZ

Llegó el sábado a Donostia y, al ver que el dorsal que le habían asignado era el 13, peleó por cambiarlo. Ayer, en Gros, el supersticioso David Palacio corrió con el 606. Y le dio buena suerte; o, al menos, esquivó la mala, que era lo que buscaba. El sevillano (aunque nacido en Castellón), un atleta que viene de la pista (800 y 1.500 metros), se impuso tras un gran final en los 10 kilómetros de la Gimnástica de Ulía (29:48). Él y Gema Martín (33:45), ganadora también gracias a su capacidad en el sprint, se hicieron con sus primeras txapelas en esta histórica prueba que ayer alcanzó la edición 89.

 

Fotos