Atletismo

Más de 3.000 atletas, hoy en el maratón

Más de 1.200 niños y niñas participan, ayer, en la III edición de la Maratoi Txiki Festa/Unanue
Más de 1.200 niños y niñas participan, ayer, en la III edición de la Maratoi Txiki Festa / Unanue

Un quinteto de africanos tratará de bajar de las 2h10 desde las 9.00 horas

M. J. SILVANOSAN SEBASTIÁN.

Más de 3.000 participantes de 50 nacionalidades diferentes saldrán a las 9.00 horas en la 41ª edición del Zurich Maratón de San Sebastián con muchos objetivos y sueños por cumplir.

Un quinteto de corredores africanos estarán en cabeza; cuatro kenianos, John Kipkorir Mutai (2h11:08), Noah Kipruto Chepngabit (2h12:48), Noah Kangogo Kipsoi (2h16:50) y David Kiprono Meto (2h12:44), además de un joven etíope de 21 años llamado Hamanot Mated Muluneh, que a priori, ambiciona la difícil empresa de acercarse al récord de la prueba (Timothy Cherigat-2h09:34). Hasta el momento este chico posee como mejor crono 2h16:21.

Atletas
Procedencia
1
Hamanot Mateb Muluneh Etiopía
2
John Kipkorir Mutai Kenia
3
Noah Kipruto Chepngabit Kenia
4
Noah Kangogo Kipsoi Kenia
5
David Kiprono Meto Kenia
83
Luis Gómez Gallego Gipuzkoa
87
Andoni Supude Gipuzkoa
7
Claltu Negesse Chavo Etiopía

El marroquí Abdelali Razyn y el eritreo Okubay Tsgay llevarán el ritmo por debajo de las dos horas y diez minutos hasta el kilómetro 30. La cercanía con el maratón de Valencia (2 de diciembre), circuito de moda del running, ha podido influir para que en esta edición no haya representación española de primera orden. En chicas, la etíope de 22 años Chaltu Negesse, ante la ausencia de su compatriota Ayantu Kumela que no ha podido viajar por problemas en su visado, se convierte en la principal favorita al triunfo. Su mejor tiempo en maratón es de 2h41:57. «Quiero hacer una marca de 2h32», apunta la corredora.

Hoy también será un día muy importante para los nueve txikis y jóvenes afectados por la enfermedad ataxia telangiectasia(AT). El gasteiztarra Patxi Villén, presidente de AEFAT, se mostró muy agradecido a Zurich por visibilizar esta enfermedad y ayudar a recaudar fondos para investigar una cura. «Mi hijo Jon es uno de los afectados. Cuando recibes el diagnóstico todo cambia por completo», confesó Villén.

Ayer, por su parte, se celebró la III edición de la Maratoi Txiki Festa, que batió un nuevo récord al agotar los más de 1.200 dorsales.

 

Fotos

Vídeos