El Festival de Cine creció hasta los 175.011 espectadores y 4.144 acreditados

José Luis Rebordinos, director del Festival de Cine de San Sebastián
Jsé Luis Rebordinos, director del Zinemaldia. / Michelena

La memoria de 2018 muestra «un festival muy estable con un crecimiento sostenido»

Ricardo Aldarondo
RICARDO ALDARONDO

Un leve crecimiento en el número de espectadores, hasta 175.011 y un aumento de acreditados de un 6% con respecto al año pasado, con un total de 4.144 asistentes, son algunas de las cifras que el Festival de Cine de San Sebastián ha mostrado al hacer balance de su 66 edición.

El Zinemaldia ha crecido en 700 espectadores respecto a los 174.312 del año pasado (un aumento de un 0,4%), pero ha subido ostensiblemente la cifra desde 2010, cuando se registraron 155.060, según figura en la memoria de 2018. Eso supone un crecimiento del 12,8% en estos nueve años.

«Es un crecimiento sólido y acreditado», ha manifestado el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, en la presentación de la memoria de 2018 que ha tenido lugar en Tabakalera. «Es un festival muy estable en este momento y que tiene un crecimiento sostenido a lo largo de estos años. Aunque el Festival no puede crecer mucho más, queremos aumentar la calidad, no la cantidad. No sería viable crecer mucho más, estamos en un tamaño bonito y nos sentimos tranquilos y fuertes a la hora de afrontar la siguiente edición», ha comentado Rebordinos.

También ha destacado el aumento de los acreditados que se ha producido en los últimos nueve años, un 47%. De estos acreditados, 1.053 son periodistas de 564 medios de comunicación, 1.698 profesionales de la industria y 1.393 invitados.

Durante la 66 edición se desarrollaron 628 proyecciones de 194 películas, con 44 estrenos mundiales, ocho estrenos internacionales y 17 estrenos europeos.

En el apartado de la recaudación, que comprende los ingresos por venta de entradas, películas inscritas y alquiler de vallas publicitarias, la cifra asciende a 907.515 euros.

Todos estos datos se han incluido en la memoria que «está disponible para todos los ciudadanos en la página web del Festival», señala Rebordinos.

Un evento que dure todo el año

«Queremos que el Festival sea algo que ocurre durante todo el año», ha explicado el director del certamen, «con una actividad continua. Ahora parte del equipo va al Festival de Berlín para ver películas, la próxima semana llegarán los nuevos participantes de Ikusmira Berria y ya se está preparando la retrospectiva de este año», que se anunciará próximamente.

Entre estas actividades también ha destacado Rebordinos las que se realizan conjuntamente con otras instituciones como Tabakalera, Filmoteca Vasca y la Escuela de Cine Elías Querejeta, con la que se desarrolla el proyecto de archivo 'Zinemaldia 70. Todas las historias posibles'.

Este año se desarrollará «con importantes novedades» una nueva edición de Zinemaldia & Technology, una actividad que «comenzó tímidamente el año pasado» y con la que el Festival quiere posicionarse como «un polo estratégico de reflexión sobre tecnología e industria audiovisual creando alianzas con las empresas de I+D+I».

Para la próxima edición será prioritaria la «mejora de la programación sobre todo para los acreditados, para ajustar mejor el tamaño de cada sala al flujo de espectadores, especialmente en las sesiones de prensa».

También se intentará usar más las salas del Príncipe por las mañanas para aumentar las sesiones, «aunque es complicado porque suelen utilizarse también para pases privados y pruebas de proyección».

Tampoco se descarta equipar alguna sala de la ciudad no dedicada habitualmente al cine para poder aumentar la capacidad del festival, «aunque no es fácil porque conseguir un sonido digno como exige un festival como el nuestro y proyecciones en 2K no es fácil en una sala que no esté previamente equipada para ello».

 

Fotos

Vídeos