Wiesbaden homenajea a Chillida con una de sus retrospectivas más completas

'Eduardo Chillida. Arquitecto del vacío' reúne un centenar largo de obras de sus diferentes etapas creativas que han sido seleccionadas por Ignacio Chillida y el director del museo, Alexander Klar./
'Eduardo Chillida. Arquitecto del vacío' reúne un centenar largo de obras de sus diferentes etapas creativas que han sido seleccionadas por Ignacio Chillida y el director del museo, Alexander Klar.

La exposición mostrará más de un centenar de obras seleccionadas por la familia del artista. Una treintena de las esculturas proceden de Chillida Leku y el resto, de colecciones privadas y de otros museos alemanes y españoles

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN.

Ignacio Chillida lleva días instalado en Wiesbaden ultimando los detalles de la exposición sobre la trayectoria profesional de Eduardo Chillida que el jueves se inaugura en el Museum Wiesbaden. 'Arquitecto del vacío' plantea un recorrido cronológico por la obra del escultor y repasa la estrecha relación que mantuvo con la cultura alemana. La muestra reúne algo más de un centenar de trabajos entre esculturas de acero, alabastro, piedra o murales, procedentes de Chillida Leku, así como de otros museos, como el Reina Sofía, y colecciones particulares. «Es una retrospectiva importante, con una magnífica representación. Hacía muchos años que no se hacía una exposición tan importante como esta», admite Ignacio Chillida, hijo del artista.

La idea de dedicarle una exposición a Chillida en Wiesbaden, ciudad hermanada con San Sebastián, era algo que el museo de la ciudad llevaba años intentando materializar. Los primeros contactos se remontan a hace seis años, pero por aquel entonces el centro se encontraba en obras y no reunía las condiciones adecuadas para albergar una retrospectiva de esta envergadura. Tras la restauración del museo se volvió a retomar el tema «y hasta hoy, que estamos aquí». Sin embargo, Ignacio Chillida reconoce que «ha hecho falta mucho tiempo para conseguir los apoyos y patrocinadores necesarios. Porque una exposición de estas características tiene unos gastos elevados, ya solo en lo referido a los préstamos». El Museum Wiesbaden se ha encargado de todas estas gestiones, e Ignacio Chillida de la selección de la obras, para lo que ha contado con el «beneplácito» del director del centro, Alexander Klar. «Todo lo hemos acordado entre los dos», explica.

Recorrido cronológico

La exposición se divide en siete salas que ocupan la zona central del museo, donde se repasará la trayectoria profesional del escultor donostiarra, desde sus inicios a finales de la década de los cuarenta, hasta el 2000. Uno de los espacios estará dedicado al Peine del Viento y otro a los monumentos que creó para distintos espacios públicos de Alemania. «Si en algún sitio está presente Chillida es en Alemania, es aquí donde ha tenido y sigue teniendo una presencia importante a través de exposiciones o cátedras, en todas partes se sigue estudiando a Chillida».

Otras salas albergarán piezas de gran dimensión. De las 62 esculturas que se expondrán, la mitad pertenecen a la colección del Museo Chillida Leku, otras proceden del Centro Nacional de Arte Reina Sofía, del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, del Bellas Artes de Bilbao, de distintos museos alemanes, y también hay obras de coleccionistas franceses, alemanes o españoles, entre otros. «Hemos conseguido una buena representación de obras de los primeros años de Eduardo Chillida, del los años 50, que hasta la fecha se han visto muy poco. Y otras piezas que están en museos alemanes que se expondrán aquí, en España no son conocidas».

Mención especial merece la obra 'Gurutz Aldare', un altar formado por tres piezas de granito realizada para la iglesia Sankt Peter de Colonia a partir de la amistad que Chillida entabló con el jesuita Friedhelm Mannekes, párroco del templo. «Será la primera ocasión que la escultura salga de la iglesia para ser expuesta en otro espacio».

«Hacía muchos años que no se hacía una muestra tan importante», afirma Ignacio Chillida

La última sala, una de las más grandes, acogerá los trabajos que realizó Chillida en los últimos años, en los que el tema del vacío centró parte de sus creaciones, y que sirve para dar nombre a la exposición.

'Arquitecto del vacío' es la primera gran retrospectiva sobre Chillida que tendrá lugar en Alemania tras su muerte en 2002. El escultor donostiarra siempre se sintió identificado con el país germano, un sentimiento que es recíproco. Alemania es el país con más obras monumentales de Chillida en sus espacios públicos. Uno de los más conocidos es la escultura 'Berlin' que preside la Cancillería en la capital alemana, un coloso de 6 metros de altura y 90 toneladas de peso, que Chillida creó para simbolizar la reunificación del país, a petición del antiguo canciller Gerhard Schröder. Hoy día se ha convertido en una de las señas de identidad de la ciudad. Ignacio Chillida reconoce que la familia se siente «arropada» en Alemania, «porque aquí hay muchísimo interés por el trabajo de Eduardo Chillida».

Datos

Título
'Eduardo Chillida. Arquitecto del vacío'.
Contenido
117 obras, divididas en siete salas, en las que se presenta un recorrido cronológico de la obra del escultor.
Lugar
Museum Wiesbaden.
Fecha
Del 16 de noviembre al 10 de marzo de 2019.

Una delegación del Ayuntamiento donostiarra, encabezada por el alcalde Eneko Goia y el concejal de Cultura Jon Insausti, acudirá el jueves a la inauguración de la exposición. Un viaje que servirá también para estrechar los lazos con Wiesbaden, ciudad hermanada con San Sebastián desde 1981. Desde entonces, ambas capitales mantienen una estrecha relación, que se traduce en intercambios de estudiantes y la participación en distintas actividades deportivas y culturales. Durante los próximos meses, esa relación será aún más estrecha, gracias a la presencia de la obra de Eduardo Chillida en la capital del estado de Hesse, que se podrá visitar hasta el 10 de marzo de 2019 en el Museum Wiesbaden.

 

Fotos

Vídeos