La Virgen del Rocío celebra el centenario de su coronación con una nueva procesión nocturna

Minutos antes de la medianoche, la virgen del Rocío cumplió con los deseos de los devotos. Ningún romero faltó a la cita con la Blanca Paloma y su ermita. Las calles de la aldea, un año más, se abarrotaron para contemplar el recorrido de la virgen, acercarse a su paso fue complicado, pero muchos consiguieron tocarla para recibir sus bendiciones. Han sido ocho horas de procesión protagonizadas por la emoción de verla por segunda vez en pocos meses. Al día siguiente, ya en la ermita, toca contemplarla sin bullas. Deseos de unos romeros que celebran, rezando y cantando, la coronación canónica de su virgen.  -Redacción-