Viajes al interior de los libros de un joven y su tío fantasma

Primera página y viñetas del interior, con el joven Blackstone y su tío fantasma. /
Primera página y viñetas del interior, con el joven Blackstone y su tío fantasma.

'Las sorprendentes aventurasde Benjamin Blackstone', el cómic que rinde homenaje a la literatura |

OSCAR GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Una casa cualquiera, una biblioteca. Cada una repleta de los libros que, a lo largo de la vida, van retratando a su dueño mejor que la mejor fotografía. En una biblioteca se atesoran los mejores y peores momentos, aquella lectura en la tumbona del hotel de Canarias y aquella otra en la silla del hospital, al lado del ser querido. Entonces la imaginación se desboca, y no es difícil verse al lado del capitán, en el puente de mando de la nave de combate, o en el castillo donde un conde que no se refleja en los espejos, alaba la música que hacen los lobos..

Pero, ¿y si se pudiera saltar literalmente al interior de esos libros, y que todo se volviera real? ¿Y si, para colmo, fuera posible porque un fantasma hace de maestro de ceremonias en semejante locura?

'Las sorprendentes aventuras de Benjamin Blackstone', es, precisamente, el lugar donde tales sucesos ocurren, y a lo grande, además. Dos álbumes presentados en forma de integral, escritos por el debutante Nicolas Perge (22 de enero de 1981, Alès, Francia) y el reputado François Rivière (23 de abril de 1949, Nantes, Francia), con dibujos y color de Javier S. Casado (1979, Barcelona), quien, al igual que Perge, también se inicia con esta propuesta en el mundo de la bande dessinée. Cuando el joven Blackstone, huérfano, es acogido en su mansión por su tía Patricia, descubrirá que es capaz de ver a su tío, Lord Schenbock, un fantasma con una personalidad arrolladora, amante de la acción y de su biblioteca, en la que es fácil encontrar todos los grandes relatos de aventuras escritos a través de los siglos. Sumergirse en ellos es su privilegio, pero no todo es tan encantador. Un secreto, y unos peligros del más allá amenazan el plano existencial en que se halla, y también a cuantos le acompañen.

Tiempo de leyenda

La premisa resulta fascinante, y más aún cuando poder utilizarla supone entrar en las páginas del 'Kim' de Kipling, en 'La isla del tesoro' de Stevenson, 'La guerra de los mundos' de Wells o 'Los mitos de Cthulhu' de Lovecraft, aunque ello no signifique participar de los argumentos conocidos, sino conocer a sus protagonistas, interactuar con ellos y crear, en consecuencia, líneas paralelas de incalculables consecuencias. Por lo tanto, la pareja de guionistas debe hilar fino; cada escenario que hoyan tanto Blackstone como su tío muerto es emblemático, y el lector de aquellos libros tiene una imagen propia muy formada de cada uno. Así, y ya que lo que acontece es nuevo, el riesgo es deformar icónicos personajes, perderlos.

Por fortuna, 'Las sorprendentes aventuras...' esgrime su tono ligero desde el principio, y el humor es uno de los hilos conductores que le sirve para eludir comparaciones con la literatura que homenajea. La otra herramienta clave es, por supuesto, el dibujo.

Javier Casado, ilustrador, grafista, director artístico y ya dedicado en exclusiva al mundo de las viñetas, encaja a la perfección con el proyecto. Es el que aborda un mundo irreal, dentro de lo irreal que son las viñetas. Su acercamiento es, hasta cierto punto, arriesgado, porque lo que dibuja oscila como un metrónomo entre lo que funciona y lo que no. El dibujo cartoon, esto es, aquel que no busca plasmar el mundo real pero que, dentro de su representación tipo imagen animado clásico, respeta las reglas de la ortodoxia para ser reconocible y aceptable, está muy dentro de Casado en esta obra... pero eso no describe del todo su trabajo.

Lo inacabado, algo cercano al boceto consciente. Una línea extremadamente fina entre lo premeditado y aquello que no lo es y que, a menudo, se tinta de excusa. Y un grupo de personajes, algunos de ellos secundarios, o sea, principales, de gran peso. Desde 'Encanto', una perrita blanca que adora el chocolate y algunas otras cosas, o la ama de llaves, Mrs. Tumble, adorable, pequeña, servicial y con enormes anteojos que quizás ven más de lo que otros alcanzan a imaginar.

Llega el verano, hay tiempo para leer y menos excusas, así que este integral es una excelente opción.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos