Sandra Daviú: «La salud es lo primero»

Sandra Daviú se encarga de conducir la retransmisión del sorteo de Navidad junto a Blanca Benlloch y Diego Urbano. / TVE
Sandra Daviú se encarga de conducir la retransmisión del sorteo de Navidad junto a Blanca Benlloch y Diego Urbano. / TVE

Sandra Daviú retransmitía hoy en TVE el sorteo de la lotería de Navidad. «Soy muy despistada. Un año me tocó el reintegro y se me pasó el plazo para cobrarlo»

JULIÁN ALÍA

Como si de Papá (o Mamá) Noel se tratase, Sandra Daviú (Barcelona, 42 años) es la encargada de repartir los primeros regalos de Navidad. Nada menos que 2.380 millones de euros. La periodista vuelve junto a Blanca Benlloch y Diego Urbano para retransmitir en TVE el sorteo de la lotería de Navidad, que se celebra hoy a partir las 8.00 horas. - ¿Qué haría si le toca en directo?

- Creo que no lo diría, y que intentaría terminar la retransmisión. Aunque cuando te pasa es cuando reaccionas. Puedo pensar que me lo callaría, pero a lo mejor luego lo cantaría a los cuatro vientos. Soy muy prudente y muy reservada, creo que quedaría hasta feo. Tampoco suelo llevar los números anotados, puede ser que me toque y que no me entere. Los guardo en el bolso y hasta que no pasa el sorteo no los miro. También soy muy despistada. De hecho, un año me tocó el reintegro y se me pasó el plazo para cobrarlo. Pasaron los tres meses y no cobré el único que me había tocado. Un desastre.

- ¿Y qué haría con el dinero?

- Me gustaría hacerles un regalo a mis padres y a mi hermana. A lo mejor, organizar un viaje con ellos. Que nos pudiéramos ir todos, que somos mi padre, mi madre, mi hermana, mi cuñado, mi hijo, mi marido y yo. Con el resto del premio, pues siempre hay cosas que hacer. Algo de la casa que no lo has hecho porque no te venía bien, o no tenías tiempo o dinero. Pero no tengo pensado nada más. Solo el viaje.

- ¿Comparte o, como el del anuncio de la Lotería, quiere todos los décimos para usted?

- Normalmente comparto con mi padre, con mi marido, con amigos, o con compañeros del trabajo. Alguno tengo mío, pero los suelo compartir. Aunque no soy supersticiosa, si voy a un sitio y veo o me ofrecen un número, lo tengo que comprar. Al final acabo acumulando unos cuantos décimos, pero tampoco muchos.

- ¿Juega solo en Navidad?

- Lo que es la Lotería Nacional, sí. Puntualmente, algún sorteo que sea para luchar contra el cáncer o similar... Luego ya, algo a la primitiva o al Gordo si hay bote, que lo llevo al día por el programa 'La suerte en tus manos'. Lo hago a veces con mi madre, cuando voy a Barcelona. La ilusión es lo que nos mantiene.

- ¿Tiene alguna terminación favorita?

- El 4, pero creo que no me ha tocado en la vida.

- ¿Cómo reaccionaría si tocase el 00155?

- Ni lo había pensado. A lo mejor he comprado un 00155 y no me he enterado. Creo que hay que diferenciar. Yo tengo mi forma de pensar, pero no es aplicable ni me lo llevo a ningún extremo. Me parece un poco exagerado. La única vez que intenté comprar un número exacto fue cuando nació mi hijo, y no encontré ninguno con su fecha de nacimiento.

- Haga de adivina, ¿en qué acabará el Gordo?

- Ni idea, nunca acierto. En la vida. Voy a decir el 0, así la gente ya sabe cuál no va a tocar.

- ¿Y va a caer en...?

- ¡Anda, cachondo! Yo qué sé... venga, Levante. Ay, ay, ay, pobres los de Levante, ya están fastidiados.

- ¿Con qué anécdota se queda de las retransmisiones?

- Un año casi muero en el intento. Me parece que fue en 2014. Lo hice con Roberto Leal, que fue cuando habíamos vuelto a TVE de Antena 3. Hicimos el sorteo, y yo estaba afónica y casi no me pude ni despedir. Fue gracioso porque tenía un arsenal de café, caramelos, agua... Todo lo que podían traerme, me lo traían.

- Por último, ordene salud, dinero y amor, y lo que no es amor...

- La salud lo primero. Eso seguro. Luego ya en segundo término todo lo demás. Aunque sea un tópico y la gente pueda pensar: 'Ay, qué rancia, qué ñoña'. Hay que valorarla mucho. Ves cosas y te das cuenta de lo afortunada que eres.

 

Fotos

Vídeos