Jesús Vázquez a Risto: «Eres la única persona que me ha sacado de quicio»

Jesús Vázquez a Risto: «Eres la única persona que me ha sacado de quicio»

El presentador acudió al 'Chester' para reconciliarse con el publicista y sincerarse sobre el bullying o el Caso Arny, «el peor momento de mi vida»

JOSEBA FIESTRAS

Risto Mejide regresó a su 'Chester' con un invitado muy especial. «Una persona que ha estado detrás de casi todos los éxitos de esta casa, alguien con quien yo empecé en este medio hasta que nos peleamos en directo delante de toda España». Así presentaba el publicista a Jesús Vázquez, que diez años después de la famosa trifulca en 'Operación Triunfo' volvía a fundirse en un abrazo con Risto. «Creo que eres la única persona que me ha sacado de quicio de verdad en un plató», reconoció Vázquez. La pareja volvió a ver las imágenes del altercado y recordaron la riña, explicando cada uno sus posturas. «Yo quería cargarme el programa –confesó Risto-, tenía contrato de cadena, odiaba el formato y se supone que tenía que hacer otra edición… y hubo un momento en que ya no pude más», razonaba, para luego cargar contra los productores que llevaban entonces 'OT'. «Ellos pensaban que me podían condicionar e inducir mi voto», argumentó, desvelando que lo que más le dolió fue que a Vázquez aquello le pillara entre la espada y la pared.

Jesús también quiso remontarse al verdadero origen de la pelea: «Creo que me dolió algo de lo que dijiste de Noemí (Galera) y salté». Una vez desliada la madeja, la pareja se pidió perdón mutuamente y zanjó el asunto con otro abrazo. Pero el programa dio para mucho más porque Vázquez no tuvo reparos en hablar sobre el Caso Arny, en el que quisieron imputarle en 1995. El comunicador demostró claramente su inocencia, pero aquellos fueron los dos peores años de su vida. «Al final he llegado a pensar que fue el último coletazo de la España de la caverna para asestarle un golpe a la homosexualidad y al derecho a pronunciarse», reflexionaba el entrevistado afirmando que allí se conchavaron «una serie de fuerzas de la judicatura, la policía… y dijeron: vamos a por esos maricones. Esa fue la sensación que tuve». Aquel desatino provocó que nadie contratara al presentador durante dos años. «Sufrí una muerte laboral y social atroz», rememoraba, revelando que la manipulación llegó a tal punto que hasta quisieron lincharle en una discoteca de un pueblo de Sevilla.

Mejide logra crear un ambiente cálido y propicio para que sus invitados se suelten y charlen abiertamente con él despojándose de escudos. Así, Vázquez también reflexionó sobre el bullying que sufrió cuando era niño. «Era regordete y tenía pluma, y tenía derecho a tenerla», manifestaba. El periodista superó el acoso solo, cuando a los 15 años empezó a cambiar y sus compañeros le aceptaron. Pero la etapa le marcó y aún tiene «complejo de patito feo» y sufre cuando se encuentra rodeado de mucha gente. «Por eso es tan importante luchar contra el bullying y difundirlo», sentenció. Otro momento importante en la vida del showman fue su 'salida del armario'. Su padre era militar, pero fue su madre la que no acabó de aceptar la noticia. «Se lo tomó muy mal porque era muy conservadora. Ella quería que yo también fuera militar», contó.