Iantzi monta en cólera en 'El Conquistador': «Me he hartado de avisaros»

Iantzi, desatado durante el programa de 'El Conquistador del Pacífico'. /EITB
Iantzi, desatado durante el programa de 'El Conquistador del Pacífico'. / EITB

El equipo colorado reaccionó con rabia a la eliminación y se enfrentó al presentador

El mal rollo impera en el equipo rojo que ve cómo se expone en cada una de las pruebas del 'El Conquistador del Pacífico', más por su falta de entendimiento que por su robustez. El juego de inmunidad de esta semana consistía en resistir lo máximo posible flotando verticalmente en el agua, aguantando una antorcha encendida. Los integrantes del equipo que más tiempo aguantasen flotando con la llama prendida ganaban y, una vez más, los colorados vieron rotas sus esperanzas al ser eliminados porque Janire llegó a tocar la plataforma, algo que estaba prohibido. «Os he avisado un montón de veces», reprendía Julian Iantzi, y los Beda Kayirua reaccionaban con rabia a la descalificación, dando a entender que había tongo.

Iantzi, visiblemente enfadado, reprochaba: «Me he hartado de avisaros y os hemos expulsado porque habéis superado el límite». Pero la explicación no convencía a los rojos y el presentador se hartó, cargando contra uno de sus jefes. «¡Ya está bien Seleta con ese ímpetu que tienes!», amonestó. Al parecer hubo un problema con uno de los técnicos del equipo y el de Berriatua recogió cable y acabó disculpándose por su actuación. «Me siento avergonzado», admitió.

Con todo, los verdes y los azules se disputaban el campamento rico, siendo los Angoso los vencedores al apagárseles la antorcha a sus contrarios. Eneko Van Horenbeke y Leti San hicieron un trabajo perfecto aguantando hasta el final. Nagore, una de las capitanas de los Je, también tuvo sus más y sus menos con Iantzi, aunque no llegó la sangre al río al darse cuenta la remera de que no debió dejarse llevar por la rabia. Un perdón a tiempo es una victoria y la joven, tras recapacitar, hizo las paces con el presentador, que tiene más tablas que la cabaña del tío Tom.

«Excusas»

La asamblea volvió a poner en el punto de mira al equipo rojo. Algunos de sus integrantes seguían cuestionando a la organización. «Aquí cuando se pierde siempre se tienen que buscar excusas», reflexionaba Julian con cara de circunstancias, para acabar advirtiendo al equipo de que con esas «chiquilladas» no iban a llegar muy lejos.

Los azules decidieron otorgar la inmunidad a Arrate, y fue Leire 'Ukelele' la elegida por sus compañeros para el duelo final. Los capitanes, tras meditarlo bien, condenaron a la otra Leire (Juanes) y enviaron al dúo al reto definitivo. Mientras, las líderes verdes variaban su estrategia habitual y decidían no arriesgar a uno de sus «fuertes», escogiendo a Arantxa por ser «la menos completa».

El último desafío consistía en construir una torre de naipes con pesadas cartas de madera. Había que levantar tres pisos y lograr que se mantuvieran en equilibrio para subirse a la atalaya y alcanzar el preciado banderín que otorgaba la victoria. Arantxa, con mucha paciencia y el inestimable auxilio de Lekue -que se está revelando como el mejor ayudante en los duelos-, atrapó la primera la señal consiguiendo con ello la victoria. Y Leire, que también luchó lo suyo, aunque no le acompañó la suerte, abandonó el programa tocando su guitarrita hawaiana.