15 años del final de Friends, la comedia definitiva

15 años del final de Friends, la comedia definitiva

Friends vive una segunda juventud gracias a su presencia en plataformas como Netflix

ASIER MANRIQUE

Este pasado 6 de mayo se cumplieron 15 años del final de una de las series más recordadas de todos los tiempos: Friends. La comedia protagonizada por seis amigos en Nueva York dijo adiós ante 52,5 millones de espectadores, una proeza que convirtió al capítulo en la segunda emisión más vista del 2004 en Estados Unidos, solo la Super Bowl logró más espectadores.

Hay películas, libros, canciones o series que trascienden su época y se convierten en míticas. Friends tiene muchos elementos para convertirse en la comedia definitiva, aquella que 15 años después sigue estando de más actualidad que nunca. Las plataformas digitales han devuelto a la vida a Friends, y con ella a Joey, Monica, Chandler, Rachel, Ross y Phoebe, tres lustros después de su final

¿De qué trata Friends?

Friends cuenta el día a día de seis jóvenes, veinteañeros al principio y treintaañeros al final, en la ciudad de Nueva York. Un actor, una camarera, una cocinera, un paleontólogo, una masajista y uno que trabaja en una oficina, pero ninguno de sus amigos sabe exactamente haciendo qué. En Friends se aborda en clave de humor el día a día de estos seis personajes, sus trabajos, relaciones, intereses, fobias, miedos y mucho más. Aunque el verdadero brillo de Friends radicó en las relaciones entre los seis personajes principales.

Friends ha conseguido hacer popular a nivel mundial la sitcom americana. Un guion ágil y con temas universales, hacen de ella una serie igual de disfrutable por alguien de Wisconsin como por alguien de Estambul.

Una serie muy limitada en sus escenarios, pero que no por eso se hace aburrida. La casa de Mónica es el escenario principal de Friends, así mismo, la casa de Joey y Chandler, la cafetería Central Perk y la casa de Ross son otros escenarios habituales. Pocas veces tan poco espacio dio para tanto, Friends supo exprimir al máximo los recursos que tuvo entre manos.

La comedia universal y definitiva

Si algo marca fuertemente el éxito de Friends es su caracter universal. Tal y como han hecho otras comedias célebres como Modern Family, Las chicas de Oro, Cheers o Seinfield, los temas que trata resultan igual de familiares dentro y fuera de Estados Unidos. Cualquier espectador de Friends, independientemente de su nacionalidad, edad o sexo, se siente identificado con sus tramas.

¿Quién no se ha sentido la rara de su grupo como le pasaba a Phoebe? Que levante la mano el que no haya perseguido un sueño, como por ejemplo ser actor, aun sabiendo que no valía demasiado para ello, como Joey. ¿Quién no tiene un maniático del órden como Mónica cerca? ¿No has querido tener la capacidad de hacer un chiste ingenioso en el momento adecuado como Chandler? ¿O quién no ha estado enamorado de alguien desde muy joven y no se ha atrevido a decirlo como les pasaba a Rachel y Ross?

Friends, aunque se haya puesto en duda, ha sido una serie pionera en muchos sentidos. Sí, estaba protagonizada por seis personajes blancos y heterosexuales, pero fue de las primeras comedias en poner en igualdad a las mujeres y a los hombres. La serie introdujo, con verdadero acierto (tengamos en cuenta la época en la que se emitió), temas como la diversidad sexual, racial o religiosa. Friends se atrevió a hacer chistes de todo lo que tenía a mano, hasta de temas sobre los que hoy sería complicado hacer comedia.

Al contrario que otras comedias, Friends ha trascendido más allá de su época. Fue emitida entre 1994 y 2004, pero no ha parado de ganar adeptos estos 15 últimos años. Al contrario que otras series similares, Friends se ha beneficiado por haber contado con el espectador millennial y no millennial cuando se emitió. Pero han sido los más jóvenes quienes han convertido a Friends en un fenómeno viral en las redes y han hecho que sus reposiciones en plataformas y televisión se conviertan en auténticos acontecimientos de masas.

El estilo de la serie ha creado escuela. Elementos de Friends se pueden apreciar en series como The Big Bang Theory, Parks and Recreation, New Girl, Cómo conocí a vuestra madre, Modern Family, Queer as folk, Will & Grace o It's Always Sunny in Philadelphia. El humor actual, fresco y ágil de Friends se convirtió en estandar, y lo que la gente ha venido reclamando desde entonces

¿Por qué deberías ver Friends?

Antes de que llegara Juego de Tronos, Friends era esa serie que todo el mundo recomendaba para ver. Si tantas personas recomiendan ver Friends por algo será. Su humor conquista a todo el que ve la serie, sus secuencias son inolvidables y sus chascarrillos se convertirán en parte de ti.

Los seis protagonistas de Friends (Jennifer Aniston, Courtney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer) conforman el mejor reparto de una comedia de la historia. Los lectores de TV Guide escogieron, con el 25% de los votos, a este sexteto como el más mítico de la historia. Los seis actores, amigos todavía, llegaron a ganar 1 millón de dólares por episodio en las dos últimas temporadas.

Porque fue una de las series más vistas cada año en Estados Unidos desde su comienzo hasta su final. Y porque los más de 52 millones de personas que estaban viendo el último capítulo de Friends en directo no pueden estar equivocados.

Y si eres de los que no tiene mucho tiempo para sentarse a ver una serie, Friends es tu solución. Capítulos que apenas superan los 20 minutos. Puedes verlos en orden, como salteados, son igual de disfrutables. Y lo mejor de todo, si dejas Friends olvidada un tiempo y vuelves a ella, te acordarás perfectamente de su historia, es inolvidable.

¿Cómo y dónde ver Friends?

Online:
Puedes ver la serie en Netflix .
Número de capítulos:
236 episodios de 22 minutos aproximadamente. Está dividida en 10 temporadas.
Tiempo estimado de visionado:
5.192 minutos de comedia descacharrante, unas 86 horas y media de Joey, Phoebe, Monica, Chandler, Ross y Rachel.