Desplome por Navidad

TVE con Igartiburu ganó las campanadas, con 5,6 millones de espectadores. A3, con Pedroche, se quedó en 4,4 millones, su mejor registro. / EFE
TVE con Igartiburu ganó las campanadas, con 5,6 millones de espectadores. A3, con Pedroche, se quedó en 4,4 millones, su mejor registro. / EFE

TVE gana las campanadas pese a perder 2,5 millones de espectadores. Pedroche da a A3 su mejor registro y T5 lidera el diciembre con menor audiencia desde 2006

JULIÁN ALÍA

No ha necesitado Telecinco una programación especial navideña para hacerse con el liderato de las audiencias por cuarto mes consecutivo. Eso sí, ha sido el diciembre con menor consumo televisivo desde 2006. Con el batacazo de las campanadas de Lara Álvarez y Jesús Calleja, que se quedaron en menos de un millón de espectadores (920.000), y con solo un 5,3% de cuota de pantalla, al canal principal de Mediaset (13,4% de 'share' en diciembre) le ha bastado con 'Gran Hermano Vip', los informativos de las 21.00 horas y 'Vivir sin permiso' para imponerse a Antena 3 (12,6%) y a La 1 (10,4%), que sí aprovecharon las festividades para darse un empujón. De hecho, ambas tuvieron su mejor emisión a escasos minutos de acabar el año. Las campanadas de TVE reunieron a 5.609.000 espectadores (34,4%), muy lejos de los casi 8 millones y 41,2% de 'share' del año pasado. Y Antena 3, con Cristina Pedroche, y sus vestidos como reclamo, juntó a 4.402.000 televidentes (26,6%), su mejor registro de la historia, y de las cadenas privadas en general.

Con todo ello, el consumo totalizado de un esperanzador mes a nivel televisivo, como es diciembre, se ha quedado en solo 238 minutos diarios por espectador (3 horas y 58 minutos), casi cuatro minutos menos que noviembre, y un descenso de 18 minutos comparado con el de 2017. Así lo constata el informe anual de Barlovento Comunicación, que indica que febrero fue el mes de mayor consumo por día, con una media de 262 minutos, el 40% más que el de agosto, con 190 minutos.

Además, el número de personas que entraron diariamente en contacto con la televisión en 2018 es el más bajo de la historia (31.459.000), con una pérdida de un millón respecto a 2017. Todo ello pese a que Kantar Media, el operador oficial de audimetría en España, incorporase los factores de 'diferido' (en 2015) y de 'invitados' (2017) a la medición. Sin tener ambos en cuenta, el consumo televisivo lineal, el de toda la vida, sigue en continuo descenso desde 2012. Justo el año desde el que Telecinco, con un 14,1% de cuota de pantalla en 2018, reina en las pantallas de los hogares españoles. Con una mejora de ocho décimas, el canal de Mediaset se ha impuesto, por séptimo año consecutivo, a Antena 3 y La 1, que marcan idénticos registros que en 2017 (12,3% y 10,4%, respectivamente).

Los penaltis de Rusia

La emisión más vista del año también ha sido para el grupo de Paolo Vasile, que se corresponde con la eliminación de España del Mundial de Rusia en la tanda de penaltis ante los anfitriones (14.829.000 espectadores y 81,1% de cuota de pantalla). La primera retransmisión no deportiva de la lista ocupa la decimotercera posición, y se trata de las votaciones del festival de Eurovisión, que le otorgó 8.111.000 espectadores y un 51,2% de 'share' a La 1.

Curiosamente, en cuanto a los informativos de los tres canales principales, se ha producido un empate técnico. Es decir, que la diferencia es menor a una décima de 'rating' (44.601 espectadores). Así, los de Antena 3, que han sido por sexto mes consecutivo los más vistos entre las ediciones de sobremesa y noche, suman 1.909.000 espectadores, los de Telecinco, 1.881.000, y los de La 1, 1.870.000. Y cada uno tiene su territorio bien marcado: A3 es líder en la edición de sobremesa de lunes a viernes; La 1, en la de sobremesa de sábado y domingo; y T5, en las noches de lunes a viernes.

Con la televisión lineal en decadencia, 2018 cierra con la de pago muy cerca de los 7 millones de hogares. Ahora, cuatro de cada diez hogares cuentan con un servicio de televisión de pago, donde destaca Movistar, presente en casi cuatro millones de casas.