Carcajadas a la romana

Un momento del rodaje de 'Justo antes de Cristo', la nueva comedia de los creadores de 'Camera Café'. / R. C.
Un momento del rodaje de 'Justo antes de Cristo', la nueva comedia de los creadores de 'Camera Café'. / R. C.

Movistar ultima el rodaje de 'Justo antes de Cristo', una comedia de humor absurdo de los creadores de 'Camera Café' y protagonizada por Julián López

JULIÁN ALÍA

Acusado de alta traición, un patricio romano escapa de una condena a muerte, pero acaba sirviendo en la Legión. Ese es el argumento de 'Justo antes de Cristo', una serie original de Movistar, que ya se encuentra en su fase final de rodaje. «Lleva guardada en un cajón desde hace quince años», porque las cadenas «decían que era graciosa, pero que una de romanos como que no», recuerdan sus creadores, Pepón Montero y Juan Maidagán, padres de 'Camera Café'.

La ficción se desarrolla en Tracia, «por Espartaco», y cuenta «la tragedia de un niño mimado», pero con «razonamientos muy actuales». «Hay cosas que parecen que las hemos hecho a raíz de la actualidad y no, la actualidad se parece también a lo que hacemos», dicen los dos guionistas, que aseguran que no han tenido ningún problema ni ninguna polémica con el humor porque ellos van «por otro camino», aunque sí han notado «un retroceso» en cuanto a libertad creativa. «La gente tiene derecho a ofenderse y tú a aceptarlo. Lo malo es cuando te llevan a los tribunales», se quejan.

Aunque el origen de la serie fue concebido como una «'sitcom' que durara temporadas y temporadas», sin ningún fin, esta, en principio, sí lo tiene marcado: dos temporadas.

El principal distintivo de 'Justo antes de Cristo' es lo documentada que está. No se toma licencias en cuanto a ambientación y vestuario. De hecho, cuentan con material llegado de producciones como 'Roma' e 'Hispania', de temática mucho más seria. Y también con estructuras y mobiliario construidos para la ocasión, como una empalizada para la que se han empleado 500 pinos que envuelven un plató de 1.400 metros cuadrados.

Se ha cuidado la ambientación y el vestuario, y cuentan con material de 'Roma' e 'Hispania'

Mediante capítulos de media hora autoconclusivos, seis por temporada, Montero y Maidagán reiteran que «no es una comedia de chistes», sino «un drama absurdo en el que la situación provoca la comedia». «Cada vez que sale el tema, nos hablan de 'La vida de Brian', pero no es eso, y tampoco 'Astérix y Obélix'. De hecho, si cuando estamos escribiendo, nos recuerda a algo, lo cambiamos», concluyen los creadores, que pensaron desde el principio en Julián López, que «está estupendo», para interpretar a Manio Sempronio, protagonista de la serie junto a su esclavo Agorastocles, al que da vida el actor gallego Xosé Touriñán.

Vigalondo y Cobeaga

En la labor de dirección también participan Nacho Vigalondo y Borja Cobeaga, que se incorporaron al proyecto en el mes de mayo. Vigalondo reconoce que recibió los guiones y la propuesta para dirigir algunos episodios, y que en una llamada telefónica aseguró que le «gustaba mucho y que estaba dispuesto a hacer la serie», pese a que «no los había leído», aunque eso no lo confesó. «Estaba metido en otro follón y me parecía muy ofensivo decirles que no me los había leído. Había pasado más de una semana, pero tenía confianza ciega en los creadores».

Por su parte, Cobeaga llegó al proyecto de una manera similar. «Cuando me ofrecieron dirigir varios capítulos, me leí el primero, que era todo dentro del campamento, y era muy divertido. Entonces dije que adelante. Luego me llegaron los que tenía que hacer yo, y eran en un bosque, en una cueva... y se rodaban en Segovia y en Guadalajara», recuerda. Cobeaga sostiene que está muy bien rodar en exteriores, pero que «si llueve y hace una temperatura por debajo de los cero grados», prefiere estar en un plató, sobre todo por «los pobres actores, que estaban con una túnica, lloviendo, y con ese frío». Pero cree que «cuanto más de verdad sea, más gracia va a hacer. Nos basamos en esa premisa, en que no vas a estar buscando el cartón piedra. Aunque, evidentemente, ves el reparto, y un drama del Holocausto no va a ser».