Un anuncio se ríe del 'food porn'

Un anuncio se ríe del 'food porn'

Vestidos con trajes de antaño, esta nueva publicidad invita a alejarnos de las redes sociales y aprender a relajarnos

EL DIARIO VASCO

Cuadros con bodegones, lámparas de cristal y una vajilla de porcelana forman parte del escenario del nuevo anuncio 'Let's relax' de Ikea Gran Bretaña. Los encargados de realizar la campaña publicitaria intentan dar un toque de atención a los espectadores recreando una situación anacrónica.

En un mundo en el todo gira en torno a las redes sociales y en el que compartir fotografías de lo que hacemos, vemos o comemos se ha convertido en casi una obsesión, el nuevo anuncio de Ikea recrea cómo hubiese sido esta costumbre en el siglo XVI y XVII.

Todo un ejercicio de reflexión que invita al espectador a replantearse las costumbres adquiridas como consecuencia del auge de las nuevas tecnologías. Como si se tratara de una comida de época de la alta burguesía, padres y niños esperan ante una mesa rebosante de comida a que el pintor encargado de retratar lo que tiene ante sí termine su obra. Una vez terminada, dicha obra, que a día de hoy correspondería con una instantánea también conocida como 'food porn', recorre el pueblo a la espera de la aprobación de los habitantes y parte de la corte. Los niños, impacientes, esperan la entrada del cuadro para empezar a deleitarse con la comida.