Un traje de leyenda por 500 euros

Sale a subasta uno de los vestidos que Bette Davis usó en Donostia en 1989 en su última aparición antes de morir

Diego Galán, Bette Davis con el traje a subasta, Kathryn Sermak y Jaime Azpilicueta ante el María Cristina en 1989./MICHELENA
Diego Galán, Bette Davis con el traje a subasta, Kathryn Sermak y Jaime Azpilicueta ante el María Cristina en 1989. / MICHELENA
Mitxel Ezquiaga
MITXEL EZQUIAGA

Un trozo de aquella visita de leyenda sale ahora a subasta con un precio de salida de 500 euros. Una firma norteamericana ha abierto la puja en internet por uno de los vestidos que lució Bette Davis en su estancia en Donostia en 1989, que se convirtió en la última aparición pública de la actriz. La intérprete de 'Jezabel' y de 'Qué fue de Baby Jane' falleció el 6 de octubre de ese año en Neuilly-sur-Seine, cerca de París, tras abandonar enferma San Sebastián en un avión medicalizado.

El traje que sale a subasta es concretamente el que vistió la actriz a su llegada, en una jornada grabada con letras de molde en la historia del Zinemaldia. Bette Davis sabía que estaba enferma y que su paso por el Festival, donde iba a recibir el Premio Donostia, podía ser su último acto público. Cuidó cada detalle con mimo, incluida la llegada. El entonces director del certamen, Diego Galán, y el responsable de la gala del premio, Jaime Azpilicueta, recibieron a la artista, ya con la salud deteriorada pero con la mirada brillante, esos «ojos de Bette Davis» que dieron lugar a la canción.

El traje está a subasta hasta dentro de cinco días en la página Heritage Auctions, con un precio de salida de 600 dólares, unos 487 euros al cambio de ayer. Según la propia descripción de la web, el traje, de lana negra y marca 'David Hayes', se vende con una carta de garantía firmada por Kathryn Sermak, asistente de Bette Davis durante muchos años y persona que la acompañó en su estancia en San Sebastián.

La actriz, consciente de que era su última actuación, trajo un gran equipaje a Donostia. Utilizó otro modelo en la rueda de prensa celebrada en el hotel María Cristina y un traje de gala en la ceremonia del Victoria Eugenia en la que recibió el Premio Donostia de manos del alcalde Xabier Albistur. El día siguiente Bette Davis volvió a ese escenario para entregar la Concha de Oro al ganador de ese año, Andréi Konchalovski, que se arrodilló teatralmente ante la intérprete.

Concluido el Festival la protagonista se quedó en su suite del María Cristina, enferma. Ahí escribió el final de sus memorias, 'The lonely life', en honor a una vida «con poca suerte en el amor», como resumió ella misma ante los periodistas en San Sebastián. «Seguiré mi viaje. Teniendo las estrellas, quién necesita pedir la Luna», termina sus memorias. Unos días después de escribir esas líneas falleció, el 6 de octubre, en un hospital francés. El viaje fue reconstruido en 2014 por Pedro González Bermúdez y Juan Zavala en el documental 'El último adiós de Bette Davis'.

Uno de los trajes que en aquel 1989 vistió 'Eva al desnudo' está a subasta hasta este domingo: leyenda de lana a 600 euros. ¿Hay quien dé más?

 

Fotos

Vídeos