Los trabajadores de Ubik en huelga acusan de inacción a los políticos

Concentración este miércoles de trabajadores de Ubik, a la que se han sumado amigos y familiares. /LOBO ALTUNA
Concentración este miércoles de trabajadores de Ubik, a la que se han sumado amigos y familiares. / LOBO ALTUNA

Los mediadores de la biblioteca de Tabakalera, usuarios y representantes de ELA se concentran frente al centro, al cumplir 145 días de paro

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO

Los mediadores de la biblioteca Ubik de Tabakalera han acusado a los representantes institucionales del consejo de Tabakalera de inacción en el conflicto laboral que mantienen desde hace 145 días. En una concentración en la que han participado cerca de un centenar de presonas y a la que se han sumado amigos, familiares, usuarios y dirigentes del sindicato ELA, la representación de los trabajadores ha denunciado la implantación de las subcontratas y la consiguiente precarización de los empleos en el sector cultural.

El secretario general de ELA, Mitxel Lakunza, considera que «una administración pública no debería admitir prácticas que, sin embargo, son habituales». En este sentido ha citado la subcontratación de servicios -el de mediación de Ubik fue adjudicado a la empresa Sedena-, la aplicación de convenios estatales, el veto a su sindicato en las reuniones y la falta de compromisos por parte las administraciones en las negociaciones que hasta ahora han mantenido con los huelguistas.

Lakunza ha denunciado los salarios de 900 euros que perciben los mediadores de Ubik y ha recordado el reciente acuerdo alcanzado en la Biblioteca de Irun sobre el convenio de intervención social que reclaman los huelguistas, en lugar del de Ocio Cultural actualmente en vigor. Con 145 días en huelga, el responsable de ELA ha advertido de que esta protesta lleva camino de convertirse en la más larga en el sector.

Los trabajadores de Ubik tienen previsto reunirse mañana con la subcontrata Sedena, pero consideran que la huelga aún va para largo dado que «las posiciones aún están muy alejadas».

Este viernes, a las seis de la tarde, la cafetería Taba del Centro Internacional de Cultura Contemporánea acogerá una mesa redonda sobre la precariedad laboral en el sector cultural y el próximo día 30, aniversario de la huelga en el Azkuna, trabajadores del centro bilbaíno participarán junto a los mediadores de Ubik en una acción reivindicativa.