El tenor Xabier Anduaga disputa mañana la final de Operalia en Praga

Xabier Anduaga./
Xabier Anduaga.

El donostiarra es finalista en la modalidad de ópera y zarzuela de este concurso internacional, donde se medirá con otros once cantantes

Patricia Rodríguez
PATRICIA RODRÍGUEZ

El tenor donostiarra Xabier Anduaga (1995), único español participante en Operalia 2019 -uno de los concursos de ópera más reconocidos en el mundo-, ha llegado a las finales de ópera y zarzuela que tendrán lugar mañana en Praga.

Tras su interpretación en la semifinal de Cesa di più resistere, de 'Il barbiere di Siviglia', de Rossini; y Por el humo se sabe dónde está el fuego, de 'Doña Francisquita', de Amadeu Vives, el joven talento del belcantismo actual consiguió superar esta fase entre 41 cantantes. Ya solo quedan doce. Mañana participará en Praga en la final de este concurso internacional de nuevos talentos fundado por el tenor Plácido Domingo. Anduaga será finalista tanto en la modalidad de ópera, con otros once participantes, como en la de zarzuela, con otros cuatro, y todos ellos interpretarán arias de Giuseppe Verdi, Johan Strauss hijo o Richard Wagner, y piezas de zarzuela.

La final, que podrá seguirse en vivo a las 18.00 h a través de Facebook en las cuentas oficiales de Operalia y Plácido Domingo, se celebra en formato de concierto de gala en el Teatro Nacional de Praga, con el acompañamiento de la orquesta de esta prestigiosa institución checa, dirigida por el propio Plácido Domingo, que hará también entrega de los premios. Es donde el tenor donostiarra tendrá que medirse con cantantes de Corea del Sur, Polonia, Guatemala, Rusia, Sudáfrica, Estados Unidos y Suecia.

Ya antes de que hubiera logrado el pase a la final, el vicepresidente de Operalia e hijo del afamado tenor, Álvaro Domingo, había destacado la calidad de Anduaga. «Está cantando bellísimamente y ha inspirado al público. En los cuartos de final cantó el 'Ah! mes amis' y lo cantó con una facilidad y con una belleza increíble», dijo Domingo refiriéndose al tenor donostiarra, que fue seleccionado en abril entre el millar de solicitudes y como único español para participar en la presente edición.

«Empuje increíble»

Tras más de un cuarto de siglo de Operalia, Domingo destacó el éxito alcanzado. «Creo que algo diferente de este año es que la calidad está siendo increíblemente alta, y está siendo una pena por los que se quedan. Se ha convertido en el concurso más importante del mundo, les da un empuje increíble a todos los cantantes y les hace audicionar ante las personas más influyentes de la industria», explicó.

Más allá del premio económico -26.900 euros para los ganadores en la modalidad de ópera y 8.900 euros en la de zarzuela-, el certamen supone un gran trampolín para jóvenes talentos operísticos. «Muchos de ellos salen con una recomendación, ya sea para un programa de jóvenes cantantes en un teatro o, lo que es más importante, con contratos para esos teatros», recordó. Esto explica, según Domingo, la rapidez con la que algunos, tras haber sido premiados en el concurso, actúan en los más prestigiosos escenarios, como el Metropolitan de Nueva York o la Royal Opera House de Londres.