Emotiva despedida a Lolo Rico con la canción de 'La bola de cristal'

Una bola de cristal ha presidido la ceremonia civil de despedida a Lolo Rico en Donostia/Michelena
Una bola de cristal ha presidido la ceremonia civil de despedida a Lolo Rico en Donostia / Michelena

Con una bandera republicana y la bola icono de su programa, la popular realizadora de televisión tuvo su adiós en San Sebastián

Ricardo Aldarondo
RICARDO ALDARONDO

Cubierta por una bandera republicana, con la bola de cristal sobre el ferétro y al son de la sintonía del programa que cantaron entre lágrimas hijos y nietos, Lolo Rico ha tenido un íntimo y emotivo adiós en el tanatorio de Rekalde de San Sebastián.

La popular escritora y creadora de 'La bola de cristal' entre otros programas de la Televisión Española de los años 70 y 80, murió el pasado sábado por la noche, y este lunes ha tenido lugar el acto de despedida y la incineración, en el que han estado presentes sus siete hijos y muchos de sus once nietos, para despedir a la 'madre' de toda una generación de niños y jóvenes que crecieron con las enseñanzas de una mujer «pionera» y un «icono» para muchos, como destacaron las hijas.

Además de familiares y amigos, acudieron a la despedida el diputado de Cultura, Denis Itxaso, y políticos como Javier Madrazo, Pili Zabala y Aitziber San Román. En próximas fechas se celebrará en Madrid otro acto en el que se puedan reunir quienes trabajaron con Lolo Rico, y sus amigos y seguidores.

La capilla del tanatorio se quedó pequeña para acoger a todos los asistentes a la pequeña ceremonia que comenzó con el 'Ave María' de Schubert y continuó con las palabras de dos de las hijas de Lolo Rico, Isabel y Alexia, que definieron a su madre como «una mujer de izquierdas, pionera e independiente, que fue siempre generosa y confió en las personas aunque le decepcionaran», y «la primera mujer directora de un espacio de televisión. Su fuerza, su cariño y su talento estuvieron abiertos para todo el mundo».

Madre de una generación

Isabel Alba Rico, escritora, guionista y fotógrafa leyó un texto en el que recordó a Lolo Rico como «una madre peculiar, diferente al uso, a veces hada buena y a veces maléfica, a menudo contradictoria, pero siempre sincera y honesta. Tan honesta que jamás ocultó sus dudas, sus incertidumbres y sus interrogantes».

Isabel reflejó las enseñanzas de su madre que también heredaron de algún modo los niños y jóvenes que vieron 'La bola de cristal' en sus casi cuatro años de emisión, entre 1984 y 1988: «Ella me enseñó a preguntarme, a no dar nunca nada por hecho, a reconocer los errores, a tener como única certeza qu'e nada es definitivo y seguro. Ella, además, me transmitió el amor a las palabras y las imágenes, a la literatura y a la poesía, a la fotografía y el cine. En una palabra a la belleza y al poder político de una obra de arte».

Nagua Alba, nieta de Lolo Rico y diputada de Podemos en el Congreso por Gipuzkoa, aludió a alguno de los lemas más conocidos del programa: «Nos enseñó que cuando nosotros no podíamos, con amigos sí». Y expresó que «nos llena de orgullo lo que Lolo supuso para la generación de nuestros padres y las cosas tan bellas que la gente decía de ella». «Has sido una abuela del futuro, madre de una generación de librepensadores», expresaron otros nietos. «Siempre nos hablaste como si fuéramos humanoides pequeños, no como a idiotas. Eres todo un ejemplo a seguir, valiente, fuerte y empoderada».

Y tras los recuerdos y agradecimientos sonó la sintonía de 'La bola de cristal' que Alaska cantaba, y su estribillo fue coreado en la capilla entre lágrimas y sonrisas: «Qué tiene esta bola / que a todo el mundo le mola / Te sientas enfrente y es como el cine / es como un ordenador personal / es la bola de cristal».

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos