Entre dos mundos

Cartel de 'Brooklyn'. /
Cartel de 'Brooklyn'.

'Brooklyn', adaptación de la novela homónima de Colm Toibin, debe mucho a la vivacidad de Saoirse Ronan, quien a sus 21 años opta por segunda vez al Oscar por esta historia de inmigración

REBECA CORTÉSmadrid

La inmigración hacia el 'nuevo mundo' ha deparado un puñado de películas que inciden en los desafíos que han de afrontar quienes llegan a un nuevo país en busca de un futuro mejor. Desde las cruentas luchas de poder de 'Gangs of New York' (Martin Scorsese, 2002) hasta las sórdidas actividades a que había de someterse la protagonista de 'El sueño de Ellis' (James Gray, 2014).

La propuesta de 'Brooklyn' es un tanto diferente. Eilis Lacey, la protagonista de la cinta, a la que pone rostro Saoirse Ronan, abandona su Irlanda natal atraída por lo que América promete. La inicial añoranza de su hogar deja pronto paso a la ilusión en que la sumerge el amor que siente por Tony Fiorello (Emory Cohen), un joven italiano de humilde familia. Pero justo cuando las cosas parecen comenzar a irle bien, su pasado en Irlanda irrumpe de pleno, obligándole a tomar una difícil decisión: escoger entre dos países y la vida que hay en cada uno de ellos.

Adaptación de la novela homónima publicada por Colm Toibin en 2009, 'Brooklyn' es una cinta dirigida con pulso firme por John Crowley ('Circuito cerrado') que debe mucho a la vivacidad de Saoirse Ronan, quien a sus 21 años opta por segunda vez al Oscar, tras su deslumbrante interpretación de una niña con ínfulas de dramaturga que precipita la tragedia a causa de su desmesurada imaginación en 'Expiación. Más allá de la pasión' (Joe Wright, 2007).

Lucen en el reparto actores de acreditada solvencia como Domhnall Gleeson ('Invencible') y Jim Broadbent ('La dama de hierro').

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos