Paul Anka deleita a sus fans en el Teatro Real

Paul Anka llenó anoche el Teatro Real con un concierto apoteósico. La magia se hizo al encontrarse con sus fans, las mismas adolescentes que gritaban de emoción al verle a principios de los años sesenta. Entre ellas Paul Anka se sentía cómodo. Lo dio todo, estuvo cercano y demostró que a sus 77 años sigue siendo mucho más que la voz que acompaña a una orquesta.-Redacción-