Los patrocinios cubrirán la mayor parte del presupuesto

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO

La empresa Artingenium que dirige la donostiarra Lourdes Fernández simultanea la dirección de la obra con la búsqueda de patrocinios privados. En este sentido, se muestra optimista ya que espera que las aportaciones públicas y privadas cubran en torno al millón de los 1,5 millones que costará la escultura en su conjunto. De hecho, las estimaciones apuntan a que las aportaciones privadas, algunas aún por concretar, alcancen o superen los 700.000 euros.

A los 200.000 euros comprometidos por la Diputación Foral de Gipuzkoa, se sumará previsiblemente la aportación solicitada al Ministerio de Fomento, propietario del faro de Santa Clara y que dispone de un programa para reconvertir estas instalaciones en proyectos turísticos o culturales. Por otra parte, el Banco Sabadell participará también en la financiación de la escultura con una cantidad que podría rondar los 100.000 euros. Y actualmente Fernández mantiene conversaciones con dos grandes firmas guipuzcoanas que también se han mostrado abiertas a participar. De concretarse todas estas vías, la directora de Artingenium superaría ampliamente el mínimo de 400.000 euros procedentes de patrocinios privados que se marcó al inicio de su cometido.

Fernández asegura que entre las empresas «la recepción es brutal porque consideran que la escultura de Cristina es un hito para la ciudad y dejará una huella en el ámbito cultural». Y por otra parte, añade, «está el aspecto medioambiental ya que se trata de una obra que invita a sumarse al ciudado de los mares y de un ejemplo de cómo el arte puede ser una llamada de atención que provoque una reflexión sobre la preservación de la naturaleza. Es un proyecto que seduce a las empresas», concluye.