Lo que pasa en Pamplona, se queda en Pamplona

En Sanfermines si llueve, tenemos piscina o aguapark. Ya ven, la lluvia no aguó la fiesta, la animó con estos nadadores tirándose en plancha en plena Plaza del Castillo. Una manera para entrar de cabeza a los baros o, como dice esta chica, "para no ir a casa a la ducha". Si es que hay gente a la que habría que hacer un monumento. Al menos ellos ya son esculturas durmientes, como Miguel, que saldrá en las fotos de media Pamplona. Un sueldo se ha ganado este reportero improvisado. San Fermín nunca deja de sorprendernos. ¿Y qué pasa tras la fiesta? Que lo que cuesta es irse derechito a casa.

ATLAS ESPAÑA

Más vídeos de Culturas