Ozzinema estrena en los cines Niessen 'Suspiria' de Guadagnino

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO ERRENTERIA.

Martes 15 de enero. 19.30 de la tarde. Cines Niessen, Errenteria. El cine club Ozzinema inicia su programación de 2019 con el estreno en única sesión y, naturalmente, en pantalla grande de la irreverente, terrorífica, embrujada y maléfica revisitación que de la 'Suspiria' de Dario Argento (1977) hizo el año pasado el director de uno de los títulos que más impactaron en el público, la crítica y la taquilla: 'Call Me By Your Name' La 'Suspiria' de Luca Guadagnino golpeó la línea de flotación de La Mostra de Venezia, inauguró Sitges, fue deseada por la Semana de Terror de Donostia (que proyectó la de Argento con el público reverenciando el nombre del eterno maestro italiano y la inmensa banda sonora de Goblin, tremendos rockeros progresivos del siglo XX) y no consiguió distribución comercial en Gipuzkoa.

La Europa oscura

Ahora, el cónclave de aficionados al cine de Errenteria ofrece la oportunidad única de recuperarla a los cinéfagos para embriagarse con las texturas, lecturas y relecturas que a partir, también, de la obra primigenia, el ensayo 'Suspiria de Profundis' de Thomas de Quincey(1845), proponen Guadagnino, el guionista David Kajganich, su director de fotografía Sayombhu Mukdeeprom (que lo es también de 'Tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas', Palma de Oro en Cannes 2010), el creador de la banda sonora, Thom Yorke (Radiohead, sí), el coreógrafo Damien Jalet y una intérprete sin igual, Tilda Swinton, que parece poseída por el espíritu de la grandísima Pina Bausch. Una Dakota Johnson espléndida abandona sus maneras de '50 sombras de Grey' y se crece para darle la réplica en un filme cruzado por los viejos fantasmas de la Europa oscura.

Situada en el Berlín pardo, áspero, nevado de los tiempos de la Baader-Meinhof, tremendamente política, freudiana y arrebatadamente femenina, 'Suspiria' perturba los seis sentidos del espectador y le provoca memorias de películas que en realidad nada y mucho tienen que ver con ella. El 'Climax' de Noé o 'Las brujas de Zugarramundi' de De La Iglesia, por ejemplo. Es diabólica y elegante; está rigurosamente construida, movida y coloreada. La proyección será presentada, y su coloquio conducido, por las gentes de 'El Contraplano', referencia digital de la cinefagia de este territorio histórico. Ozzinema propone para los siguientes martes de enero 'Black is Beltza' y 'El Rey', la turbia propuesta de Alberto San Juan. Participará en la sesión Guillermo Toledo.

 

Fotos

Vídeos