El Orfeón Donostiarra iniciará el año en París con tres conciertos

Concierto del Orfeón Donostiarra. /Mónica Rivero
Concierto del Orfeón Donostiarra. / Mónica Rivero

La agrupación ofreció 38 actuaciones en 2018, y para este año ya ha cerrado 18 recitales

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNA

2018 fue un buen año para el Orfeón Donostiarra, con 38 conciertos ofrecidos, ocho de ellos en el extranjero. El presidente de la entidad, José María Echarri se ha mostrado «orgulloso» de estos números, aunque ha adelantado que 2019 no será un año tan prolífico en cuanto a conciertos. De momento, en la agenda de la formación figuran 18 citas, aunque la esta cifra podría aumentar hasta los 25, en palabras de su presidente.

El Orfeón iniciará el año en la Philharmonie de París, donde ofrecerá tres conciertos. El 17 de febrero con la Filarmónica de Múnich y su coro interpretará la 'Sinfonía nº8' de Mahler, bajo la dirección de Valery Gergiev. Y los días 20 y 21, a las órdenes de Pablo Heras-Casado abordará el Réquiem de Berlioz junto a la Orquesta de París y su coro, además de la orquesta del Conservatorio de París. Será la primera ocasión que los orfeonistas sean dirigidos por el maestro granadino.

La agrupación también se pondrá a las órdenes de otros jóvenes directores este año por primera vez, como Iñigo Pírfano, Jonathan Nott, Daniel Harding y Karl-Heinz Steffens. En una época en la que cada vez se programan menos conciertos sinfónico-corales y hay más agrupaciones corales, el Orfeón tiene «la suerte» de continuar en el circuito internacional, «porque son los propios directores los que nos contratan», ha recordado José Antonio Sainz Álfaro, aunque en ocasiones la formación se ve obligada a «reducir cantores» para reducir los costes por su contratación. El director del Orfeón confía en que esta «nueva hornada de directores» vuelva a contar en el futuro con ellos.

A finales de agosto la agrupación donostiarra volverá a Francia, en esta ocasión para participar en el Festival de Berlioz para interpretar el 'Requiem' del compositor francés en su ciudad natal, en La Côte Saint-André, junto a la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse y su director, Tugan Sokhiev.

La formación también participará en los grandes conciertos de primavera del Auditorio de Zaragoza (28 de febrero) junto a la Orquesta Reino de Aragón con la 'Sinfonía nº2' de Mahler y bajo la dirección de Iñigo Pírfano; al día siguiente repetirán el mismo programa en el Kursaal y el 3 de marzo en el Baluarte de Pamplona. En marzo también, el día 7, las voces del Orfeón se unirán a las del Orfeoi Txiki y a la joven Orquesta Gustav Mahler para interpretar la 'Sinfonía nº3' de Malher en el Kursaal con el director británico Jonathan Nott.

El coro también tiene previsto ofrecer tres conciertos durante la Quincena Musical, uno de ellos junto a la Orquesta de París y Daniel Harding en el pódium de la dirección. En noviembre, la formación se pondrá a las órdenes de Karl-Heinz Steffens para interpretar la 'Novena de Beethoven' junto a la Orquesta de la Ópera de Praga en el Auditorio de Barcelona y en el Auditorio Nacional de Madrid.

El presidente del Orfeón Donostiarra y su director no han ocultado la dificultad que supone para la entidad mantener su actividad a nivel internacional. «Damos una visibilidad externa de nuestro país, pero con nuestros propios recursos», ha recordado Echarri. Por eso ha querido poner en valor la labor que lleva a cabo la entidad que preside. «El Orfeón involucra a cerca de 700 personas si incluimos a toda la parte infantil, y el año pasado ofreció cerca de 70 actuaciones en su conjunto». El presidente ha destacado el apoyo de los 800 socios de la entidad, y ha insistido en la necesidad de una buena ley de mecenazgo cultural, ya que el borrador de la norma foral que prepara la Diputación, a su juicio, «se queda corta en cuanto a incentivos».