Notre Dame se cae

Estado de la nave central y el crucero de la catedral de Notre Dame./AFP
Estado de la nave central y el crucero de la catedral de Notre Dame. / AFP

El Gobierno francés advierte de que persiste el riesgo del hundimiento de la catedral tras la suspensión de las obras de reconstrucción por partículas de plomo

COLPISA/AFPParís

La catedral de Notre Dame de París, que sufrió un incendio en abril, registró caídas de piedras de su estructura durante la reciente ola de calor que azotó Francia y sigue corriendo el riesgo de derrumbarse, advirtió este miércoles el Gobierno francés.

El ministerio de Cultura de Francia subrayó la necesidad urgente de retomar las obras para consolidar la estructura de la catedral, que fueron suspendidas el 25 de julio por temores sobre la exposición de los trabajadores a residuos de plomo. «Recientemente se han producido nuevas caídas de piedras de las bóvedas de las naves tras la ola de calor» de finales de julio, señalaron fuentes del Ministerio de la Cultura en declaraciones a AFP.

Las obras comenzará finalmente el 19 de agosto si se garantiza que «se cumplen plenamente» los requisitos de seguridad, indicaron la semana pasada las autoridades locales. «Las recomendaciones de la inspección de trabajo ya han sido en gran parte tomadas en cuenta y serán aplicadas durante todo el proceso de restauración», respondió este miércoles el Ministerio de Cultura.

Además, el Gobierno justificó el «ritmo de trabajo» de las obras emprendidas el 16 de abril, al día siguiente del siniestro, debido a la «urgencia» del riesgo persistente de colapso de la catedral milenaria.

Partículas de plomo

El incendio de la catedral, el 15 de abril, provocó que varias toneladas de plomo contenidas en la aguja y el techo del edificio se fundieran y se dispersaran en forma de partículas en la atmósfera.

Las autoridades comenzaron este martes las labores para limpiar el plomo en los alrededores de Notre Dame de París, una medida tomada demasiado tarde según los críticos. Dos escuelas cercanas a la catedral fueron cerradas después de que se detectaron niveles peligrosos de plomo. Estos establecimientos acogían a 180 niños en los cursos de verano.

Las autoridades sanitarias aconsejan que la gente expuesta a más de 70 microgramos, un nivel que se sobrepasó en parte del centro de París después del incendio, se sometan a análisis de sangre.

Más información