«Va a ser un concierto trágico y poderoso»

El pianista y director de orquesta alemán Christian Zacharias, durante los ensayos ayer en la sede de la Orquesta Sinfónica de Euskadi./USOZ
El pianista y director de orquesta alemán Christian Zacharias, durante los ensayos ayer en la sede de la Orquesta Sinfónica de Euskadi. / USOZ

Christian Zacharias dirigirá a la Orquesta Sinfónica de Euskadi en su vuelta a la Quincena Musical

JAIONE ALONSOSAN SEBASTIÁN.

El pianista y director de orquesta alemán Christian Zacharias regresa a la Quincena Musical para dirigir a la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE) en el concierto que ofrecerá mañana a las 20:00 horas en el Kursaal con obras de los hermanos Haydn y Mozart. La orquesta estará acompañada por el Coro Andra Mari de Errenteria y un elenco de solistas, entre las que destacan las donostiarras Clara Mouriz y Alicia Amo. «Vuelvo con un programa trágico y muy poderoso pero con un final optimista», reveló ayer Zacharias en rueda de prensa.

Cuando se cumplen seis años de su última visita, el artista alemán regresa a la Quincena Musical en su doble condición de pianista y director para abordar un programa que explora las relaciones entre la música de Mozart y los hermanos Joseph y Michael Haydn. Inmerso en plenos ensayos en el auditorio principal de la OSE, solo los interrumpió ayer para presentar el programa de corte clásico del concierto, junto a los máximos responsables de la sinfónica vasca y la Quincena, Oriol Roch y Patrick Alfaya, respectivamente.

La cita de mañana acogerá uno de los grandes conciertos del programa sinfónico de esta edición del festival y estará protagonizado por uno de los músicos europeos más prestigiosos del momento y un artista muy querido por el público de la Quincena Musical, el especialista en el repertorio clásico germánico Christian Zacharias. El pianista alemán volverá a compartir escenario con la Orquesta dos décadas después.

El concierto

Intérpretes
Piano y director
Christian Zacharias
Orquesta Sinfónica de Euskadi y Coral Andra Mari
Solistas
Clara Mouriz, Alicia Amo, Peter Harvey y Martin Mitterrutzner.
Datos
Lugar
Auditorio Kursaal
Día
18 de agosto
Hora
20:00 horas
Entradas
web de la Quincena y en las taquillas del Kursaal y Victoria Eugenia.

El programa agrupa dos obras tan dispares como la 'Sinfonía nº49', subtitulada 'La Passione' de Joseph Haydn y el 'Réquiem en do menor', compuesto por su hermano menor, Michael Haydn. En medio, entre los dos hermanos, Mozart con su 'Concierto para piano nº24'. Un repertorio que Christian Zacharias lo calificó de «muy poderoso» y «un poco trágico pero con un sentimiento de esperanza y optimismo».

Los hermanos Haydn

El recital comenzará con la 'Sinfonía número 49', que Joseph Haydn compuso en 1768 durante el influyente periodo alemán conocido como 'Sturm un Drang' ('Tormenta e ímpetu'), y que, según explicó el pianista alemán, reivindicaba «la individualidad» y dio como resultado esta obra algo «melancólica». La sinfonía 'La passione' es un «ejemplo paradigmático» de este grupo de sinfonías escritas en las décadas de 1760 y 1770, en su mayoría en modo menor y colmadas de ritmos agitados y sentimientos encontrados.

A continuación, se podrá disfrutar, una vez más, del hondo y siempre personal arte pianístico de Christian Zacharias. El Mozart más intenso representado por su 'Concierto para piano nº24' sonará durante 32 minutos. De la creación del compositor vienés, que dirigirá desde el piano, Christian Zacharias destacó que es «una obra diferente llena de drama y tragedia», que el genial músico plasmó en una partitura que aún se conserva en Londres. «Mozart escribía siempre muy pulido, no había casi correcciones. Pero en ésta hay varias e incluso algún error en contra de su destreza para escribir todo seguido. Mozart debía estar en un momento difícil de su vida», añadió el director de la Quincena Musical. El mismísimo Beethoven, que tenía a este concierto de Mozart entre sus favoritos, afirmaba: «¡Nunca seremos capaces de hacer algo parecido!».

La segunda parte del recital estará centrada en el 'Réquiem en do menor' que el más pequeño de los Haydn escribió en 1771 con motivo del fallecimiento del arzobispo Schratterbach. Rara vez se ha escuchado este Réquiem y es que, según Christian Zacharias «probablemente sea la primera vez que se hace en España». «Hemos buscado por todos los sitios y hemos preguntado a muchísima gente pero no hay ningún registro. No tenemos ninguna constancia de que se haya tocado antes en el país», añadió Aldaya.

«Obra energética»

Esta última obra, calificada por el pianista alemán de «poderosa y energética» influyó en Mozar, quien con 15 años la tocó con la orquesta que la estrenó en Salzburgo. Además de las múltiples similitudes que presenta con el célebre 'Réquiem' de Mozart, la creación de Haydn posee «una grandeza y una nobleza» que lo hacen digno de figurar entre los mejores exponentes musicales de la misa de difuntos.

Para la ejecución de esta obra, la Orquesta Sinfónica de Euskadi estará acompañada por la Coral Andra Mari de Errenteria y un elenco de solistas: las donostiarras Alicia Amo (soprano) y Clara Mouriz (mezzosoprano), el tenor Martin Mitterrutzner y el barítono Peter Harvey. Oriol Roch se mostró «muy satisfecho» de trabajar con Christian Zacharias, e invitó, como «gran defensor de Michael Haydn», a descubrirlo, porque «debió ser muy duro tener que ser un músico amigo íntimo de Mozart y hermano menor de alguien como Joseph». Por su parte, Aldaya aseguró que para el director del coro Andra Mari, este Réquiem de Michael Haydn «es una obra que le va muy bien, por su estilo de clasicismo tan transparente».

Además de dirigir este concierto, Christian Zacharias imparte hoy una clase magistral en Musikene. Las entradas para mañana sábado pueden adquirirse en la web de Quincena Musical y en las taquillas del Kursaal y del Teatro Victoria Eugenia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos