Pussy Riot actuarán pese al supuesto envenenamiento de uno de sus activistas

El grupo atraviesa momentos críticos por el reciente arresto de dos de sus miembros y el supuesto envenenamiento de uno de ellos

JUAN G. ANDRÉS

El colectivo ruso de punk feminista Pussy Riot, cuya actuación está prevista para mañana, atraviesa momentos críticos por el reciente arresto de dos de sus miembros y el supuesto envenenamiento de uno de ellos, Piotr Verzílov, hospitalizado en estado grave. Se trata de uno de los activistas que en la final del Mundial de fútbol entre Francia y Croacia saltó al campo para denunciar la vulneración de derechos en Rusia.

Según confirmaron a EL DIARIO VASCO fuentes del festival, Verzílov es la expareja de Nadia Toloknó, alma mater de Pussy Riot, pero no participa activamente en los conciertos del grupo. Por ello, en principio la función de mañana «sigue adelante» aunque los miembros del colectivo estén en «una situación personal delicada». La organización se ha mostrado «sensibilizada» y dispuesta a «colaborar» en lo que la banda pueda necesitar.

Desde su nacimiento en 2011, Pussy Riot han ejercido de azote de Vladimir Putin, antes primer ministro y ahora presidente de Rusia, y sus acciones han sido buque insignia del feminismo y la contracultura internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos