Agotadas en hora y media las primeras 14.000 entradas para el concierto de Muse en Bilbao

Agotadas en hora y media las primeras 14.000 entradas para el concierto de Muse en Bilbao

El lunes se podrán adquirir más localidades para la actuación del grupo británico en San Mamés

CARLOS BENITO Y JOSU GARCÍA

Las 14.000 entradas de preventa del concierto que Muse ofrecerá en el estadio de San Mamés, el próximo 3 de noviembre, con motivo de la entrega de los premios europeos de la MTV se han agotado en una hora y media. Este mismo viernes se ha anunciado que la banda británica será el plato fuerte de un concierto en el que también estará presente el grupo Crystal Fighters.

Las entradas estaban a la venta a cinco euros, y tenían prioridad en la adquisición los ciudadanos vizcaínos. Tanto el nombre de las bandas que actuarán este viernes como la forma de adquirir las entradas se han dado a conocer este viernes. En menos de dos horas era imposible ya hacerse con una entrada a través de la web de MTV. De hecho, la noticia ha sido comunicada en esta misma página: «Debido a la gran demanda, las entradas para MTV World Stage Bilbao se han agotado. No obstante, vuelve a comprobarlo ya que puede que haya entradas disponibles más adelante».

Para adquirir las entradas era necesario introducir un código, las tres primeras cifras del código postal, y cada usuario podía hacerse con cuatro billetes.

El estadio de San Mamés, que estará habilitado para cerca de 45.000 localidades, está libre ese fin de semana. El Athletic visita el lunes 5 el estadio del Espanyol de Barcelona. Los rojiblancos no volverán a jugar en casa hasta el fin de semana del 25 de noviembre (jornada 13).

La Diputación de Bizkaia, en colaboración con varios ayuntamientos, ha apostado fuerte por traer al territorio un espectáculo que suele concentrar a una constelación de estrellas de la música. La gala de entrega de galardones tendrá lugar al día siguiente del derroche de luz y sonido de Muse y sus teloneros (Crystal Fighters) en 'La Catedral'. Será en el BEC (domingo 4, a las 21.00 horas). Entre los nominados están artistas que arrastran masas, como Ariana Grande, Shawn Mendes, Dua Lipa y Post Malone. También opta a un galardón el cuarteto de Mungia Belako. El año pasado, el evento tuvo lugar en Londres. El recital estrella reunió a miles de personas en Trafalgar Square para ver a U2 y David Guetta.

La gala de los premios MTV se retransmitirá en directo y se espera que llegue a 450 millones de hogares y a otros 100 millones a través de las redes sociales. «Ese va a ser uno de los grandes retornos. Queremos que la gente vea una ciudad maravillosa, que les atraiga y decidan acercarse», declaró recientemente el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto. Desde el 29 de octubre, Bizkaia vivirá la 'Music Week', que extenderá la música a Barakaldo, Durango y Getxo, donde se ofrecerán conciertos gratuitos.

En la Herriko Plaza de Barakaldo actuarán La Pegatina, Muchachito, Iseo & Dodosound y Revolta Permanente ante unas 7.000 personas. Un día después, junto a la Azoka de Durango, tocarán Mala Rodríguez, Nathy Peluso, Brisa Fenoy y Aneguria. En Getxo, el miércoles, Wolf Alice, Belako (que está nominado en la categoría de mejor grupo español), La Casa Azul y WAS animarán una carpa situada en el Puerto Viejo con capacidad para 4.000 personas.

Muse

Muse tienen algo de grupo de otra era trasplantado a la actualidad. Sorprende, por ejemplo, lo invariable de su formación desde 1994, ese trío encabezado por el carismático vocalista y guitarrista Matt Bellamy y completado por el bajista Chris Wolstenholme y el batería Dominic Howard. La cohesión a lo largo de un cuarto de siglo los ha convertido en una célula poderosa en directo, como se demostró en el décimo aniversario del Bilbao BBK Live, en 2015, cuando ejercieron de principal reclamo del cartel. Pero, sobre todo, lo más llamativo del grupo -y, seguramente, lo que los ha alzado comercialmente por encima de tantos contemporáneos- es la condición inequívocamente 'old school' de sus composiciones: Muse siempre han sido una esponja capaz de chupar los ingredientes más útiles de estilos como el glam rock, el rock progresivo, el 'hard' setentero o el pop de los ochenta, en una mezcla sin prejuicios que lo mismo tira de arreglos orquestales e incluso de pasajes clásicos (aprovechando sorprendentemente las enseñanzas del sinfonismo) que de riffs a lo Led Zeppelin y coros a lo Queen, pasando -cómo no- por una parafernalia de concierto que no entiende de contenciones.

A toda esa amalgama de maestros bien estudiados le añaden, por supuesto, el toque Muse: el dramático falsete de Bellamy, su guitarra tecnificada, los arreglos electrónicos y la vigencia reivindicativa de unas letras que tocan asuntos como la opresión que ejercen los gobiernos, la crisis financiera o los conflictos bélicos.

Temas

Mtv
 

Fotos

Vídeos