María Antonieta vuelve a Versalles

Imagen del ensayo celebrado ayer en el Kursaal, convertido estos días en Versalles gracias al ballet./FOTOS: LOBO ALTUNA
Imagen del ensayo celebrado ayer en el Kursaal, convertido estos días en Versalles gracias al ballet. / FOTOS: LOBO ALTUNA

El Ballet Biarritz y la OSE estrenan hoy en Donostia una producción inspirada en la mujer de Luis XVI

Iratxe de Arantzibia
IRATXE DE ARANTZIBIA

Un encargo de Laurent Brunner, director de la Ópera Real de Versalles (Francia), ha propiciado de nuevo el encuentro del Malandain Ballet Biarritz (MBB) y la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), para la creación 'Marie-Antoinette'. Con una duración de ochenta minutos en un solo acto, la obra está inspirada en la vida versallesca de la reina que fue guillotinada, y se representa, en tres pases, hoy y mañana, en el Auditorio del Kursaal. «No fue una reina muy popular para nosotros, pero tiene gran importancia porque a través de la muerte de Luis XVI y María Antonieta, se produce el cambio político en Francia», explica el coreógrafo Thierry Malandain (Petit-Queville, 1959).

«Aunque tampoco ganamos mucho con el cambio, porque acabó por instaurarse el poder de la burguesía, que es una clase sin cultura que lo único que busca es el beneficio. Para la danza tuvo consecuencias fatales, porque, al menos, con Luis XIV se bailaba», lamenta el coreógrafo francés.

Se trata de la cuarta colaboración entre el Ballet Biarritz y la OSE. «Para ambos es un lujo estar cerca y poder beneficiarnos mutuamente, pero, sobre todo, para el público que va a poder disfrutar de un producto de altísima calidad», añade Oriol Roch (Barcelona, 1964), director gerente de la OSE. La batuta recae en manos de Mélanie Levy-Thiébaut (Casablanca, 1964), «ya que sabía que tendría el gusto de trabajar con Thierry y de mantener el tempo igual para que los bailarines puedan seguir el ritmo», apostilla Roch. «La importancia está en la energía», añade entre risas la directora.

Los datos

Obra
'Marie-Antoinette'.
Lugar y fecha
Auditorio Kursaal, hoy a las 20.00 h; mañana, a las 16.00 y a las 20.00 h.
Entradas
(solo quedan para mañana a las 16.00) 20 euros.

Inserta en la 'jaula de oro' de Versalles, la vida de María Antonieta transcurrirá desde los catorce años con los que llegó a la corte francesa hasta el momento en que la abandona para pasar sus últimos días prisionera en París. «El ballet de Thierry nos ofrece una visión muy conmovedora de la joven, que comete tonterías propias de la edad, pero, sobre todo, me gusta la mirada íntima que realiza a la vida privada de los reyes», explica Levy-Thiébaut. A nivel coreográfico, el estilo es cercano al ballet de corte «con vestuario y escenografías con apariencia del barroco», pasado por el tamiz de Malandain, a medio camino entre neoclásico y contemporáneo.

Además realiza un guiño al compositor y bailarín Jean-Baptiste Lully, cuya tragedia lírica 'Persée' -en la que el héroe Perseo corta la cabeza a la Medusa- fue interpretada premonitoriamente en los festejos de los esponsales de Luis XVI y María Antonieta, precisamente en la Ópera Real de Versalles, donde se producirá el estreno absoluto de la pieza, los días 29 al 31 de marzo, siendo las dos funciones del Kursaal un estreno de la temporada de abono de la OSE. Se ha añadido una tercera, mañana, a las 16.00 horas, que en principio estaba prevista para los escolares y que, dado que se habían agotado las entradas, se abre al público general. Las entradas están a la venta al precio de 20 euros.

Música de Joseph Haydn

El coreógrafo francés ha seleccionado varias sinfonías del austríaco Joseph Haydn (1732-1809), que «representan la mañana que simboliza la niñez, la tarde, la edad adulta y la noche, la madurez de María Antonieta», añade la directora.

En apenas dos meses, Malandain soplará sesenta velas, este 2019 cuando celebra treinta y cinco años de su ópera prima como coreógrafo y recientemente ha conmemorado el vigésimo aniversario del MBB. De momento está haciendo el plan rector para el próximo trienio, pero «queda tanto en mi cabeza y en mi corazón, que siento que se acerca el final y no tengo tiempo suficiente para emplear las músicas ni hacer todas las coreografías que me gustaría», finaliza. Hoy y mañana la cita es con el retorno coreográfico de María Antonieta a Versalles, junto a la OSE, aunque en su cabeza empieza a sonar con fuerza Beethoven.