«Es un instrumento que llevamos 24 horas con nosotros»

«Es un instrumento que llevamos 24 horas con nosotros»

Nerea Erauskin, profesora de Musikene, recalca la importancia de una buena técnica vocal para superar momentos críticos

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNA

En los últimos años las noticias relacionadas con la salud de Sabina han llenado titulares y han obligado a cancelar numerosos conciertos al cantante. «La voz es algo muy interno, y todo lo que nos sucede se manifiesta en la voz», asegura la soprano y profesora de técnica vocal en Musikene, Nerea Erauskin. Tras ver las imágenes del concierto del sábado, concluye que «anímicamente no se le veía bien, tenía la voz apagada, quizá por el cansancio». A esta situación hay que sumar la característica voz ronca del cantautor jienense, «siempre más al límite de quedarse ronca», y «el desgaste vocal que supone una gira». Asegura que un vocalista normalmente sabe de antemano si la voz le va a responder, y en su caso «venía anunciando que no estaba bien».

Tal y como explica Nerea Erauskin, «la voz es un instrumento que llevamos 24 horas con nosotros. Comemos, dormimos, sentimos, lloramos y reímos con él. Por eso se desgasta y tiene unas conexiones internas con el estado anímico». La docente insiste en la necesidad de tener una buena técnica vocal. «El canto es un instrumento de viento, donde la respiración es lo más importante, no solo hay que saber coger aire sino dosificarla y dominar la salida. Es un trabajo físico y por eso requiere de fuerza, para que los músculos sujeten el apoyo diafragmático y puedan dirigir el caudal de aire a las necesidades que se tienen a la hora de cantar».

Hay distintos factores que pueden provocar la afonía, desde problemas de salud, a un colapso por nervios, por eso remarca la importancia de tener «recursos y una buena técnica vocal que nos ayuden a superar esas situaciones». La profesora de Musikene considera «normales» los nervios que afloran minutos antes de cada actuación, que además «son necesarios, porque esa adrenalina te hace resolver otras cosas que surgen en el directo». Recuerda que al subir al escenario, el cantante tarda unos dos minutos en centrarse y dominar la salida de aire, de ahí la importancia de contar con una buena técnica.

Nerea Erauskin advierte de la cantidad de jóvenes cantantes que hoy día consiguen triunfar en poco tiempo, y cuyas carreras se truncan a los pocos años. «La perfección no se alcanza rápidamente. Se necesitan años de estudio para adquirir una buena técnica vocal. En el ámbito de la lírica, por ejemplo, hay muchos jóvenes con buenas voces pero que no tienen técnica vocal, por lo que revientan a los cinco años». Por eso insiste en que cada vocalista se tome su tiempo para formarse, y que siga aprendiendo durante toda su carrera. «Uno va cambiando y hay que reciclarse».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos