Larry Taylor y Fito de la Parra, miembros originales de Canned Heat, recibirán este año el premio Hondarribia Blues

El alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, la concejala de Turismo, María Serrano y el director del Festival, Carlos Malles. /LOBO ALTUNA
El alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, la concejala de Turismo, María Serrano y el director del Festival, Carlos Malles. / LOBO ALTUNA

El festival, que se celebrará del 12 al 15 de julio, reunirá trece bandas y más de una veintena de solistas en la edicíon más variada y europea

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNA

El Hondarribia Blues Festival celebrará su edición más «equilibrada» y «variada» en cuanto a estilos. Así lo anunció su director, Carlos Malles, durante la presentación oficial del programa. Del 12 al 15 de julio, trece bandas y más de una veintena de solistas actuarán en los cuatro escenarios habituales que se repartirán por toda la localidad, con conciertos «exclusivo» ideados para el festival, y «sorpresas», como la representación teatral y musical de un funeral de Nueva Orleans. El festival también reivindicará el blues europeo, con la presencia de cinco bandas del continente, y continuará apoyando el blues euskaldun, dando la oportunidad a las bandas locales de compartir escenario con grandes leyendas. Y todo ello manteniendo la gratuidad de todos los conciertos.

Pero al margen de la variedad en las propuestas, que permitirá que «todo el mundo encuentre el concierto que le gusta», según Carlos Malles, el Bluesaldia afronta una edición «de transición» tras unos años «convulsos», según su director. Así, el Ayuntamiento de Hondarribia ha dejado de figurar como organizador del certamen, que pasa a ser gestionado por la empresa Blue Visión, con un equipo que dirige Carlos Malles, aunque sigue contando con el apoyo económico del consistorio. «Entre todos hemos conseguido encontrar una nueva fórmula de trabajo que nos hace presagiar unas futuras ediciones muy bonitas y con más novedades», señaló Malles. Este nuevo sistema permitirá que el festival pueda empezar a prepararse antes, sin esperar a que se aprueben los presupuestos municipales en diciembre.

Larry Taylor y Fito de la Parra, premios Hondarribia Blues

El bajista neoyorquino Larry Taylor y el batería de origen mejicano Adolfo 'Fito' de la Parra se sumarán a la lista de galardonados con el Premio Hondarribia Blues y se colocarán la txapela bordada que otorga simbólicamente el Bluesaldia como reconocimiento a una extensa y fructífera carrera musical en el blues. Ambos músicos crearon en 1967 en Los Ángeles la exitosa blues band Cannet Heat, de la que todavía siguen formando parte. El estilo de la formación siempre se ha decantado entre el blues rock y el boogie rock, pero no fue hasta su aparición en los míticos festivales de Monterrey y Woodstock a finales de los años 60 cuando consiguió fama a nivel mundial.

Tras décadas de éxitos, Cannet Heat selecciona mucho sus desplazamientos -sus cuatro componentes tienen más de 70 años- y dentro de la gira europea en la que está inmersa, la banda ofrecerá su único concierto en España en Hondarribia, en la jornada inaugural del festival el jueves 12 de julio a medianoche, en el escenario principal de la Benta. Será entonces cuando Larry Taylor y Fito de la Parra reciban su reconocimiento ante el público.

El Ayuntamiento de Hondarribia continuará respaldando económicamente el festival, este año con una aportación de 280.000 euros -el presupuesto total ronda los 350.000 euros-. El director del certamen agradeció al consistorio que siga siendo el «pulmón económico» de la cita, y lamentó la falta de apoyo de otras instituciones. «A nivel organizativo nos resulta muy difícil entender que un festival que suele reunir una media de 100.000 espectadores durante los cuatro días y que tiene un impacto económico que ronda los 3 millones de euros en la localidad, no cuente con el apoyo institucional adecuado».

El cambio en la manera de organizar ha provocado algún problema este año, como la imposibilidad de recibir, de momento, la ayuda de la Diputación debido a una cuestión formal, ya que esta partida iba dirigida al ayuntamiento como ente organizador del festival. En este sentido, el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, aseguró que están dando «algunos pasos», para que esa subvención pueda llegar a la empresa organizadora. La concejala de Turismo, María Serrano, insistió en la «apuesta» del consistorio por el festival, que ha conseguido, dijo, situar Hondarribia a nivel turístico «en una escala internacional importante» y vincular su nombre al blues.

Blues europeo y un funeral

Los problemas surgidos en los despachos, sin embargo, no han impedido que los organizadores sigan, por decimotercer año consecutivo, en su empeño por promocionar y acercar este género musical a todo el mundo. Y ello, gracias a un variado programa donde conviven las grandes leyendas del blues, con otras propuestas más novedosas, sin olvidar la oportunidad que se brinda a las agrupaciones locales. «Este año tenemos blues de Chicago, de Texas, blues-rock, swing, soul, o propuestas de mestizaje flamenco, como la actuación que ofrecerá Raimundo Amador», recordó Carlos Malles.

El director del festival también destacó el carácter «exclusivo» de algunas actuaciones, como el de Canned Heat en la jornada inaugural, en el que será su único concierto en España dentro de su gira europea. Formada en 1965 en Los Ángeles, es la blues band que más discos ha vendido en la historia de la música y recordada todavía por sus apariciones en los míticos festivales de Woodstock y Monterrey. El viernes, y en el mismo escenario de la Benta, Golden State Lone Star Review, una 'all star' de músicos de Texas y California liderada por Mark Hummel, también ofrecerá en Hondarribia su única actuación en España.

Otra de las citas «únicas» llegará el sábado 14, con el concierto que ofrecerá un grupo de artistas de primera fila que se han unido exclusivamente para esta ocasión a petición de la organización, bajo el nombre de Chicago All Stars. El conjunto estará formado por los principales músicos de la escena del blues de Chicago, como Jimmy Burns, Kimberly 'Hot Sauce' Johnson, Bob Stroger, Kenny 'Beedee Eyes' Smith, Billy Flyn, Omar Coleman y Piano Willie.

Una de las principales novedades de esta edición llegará el domingo por la tarde, con la representación teatral de un jazz funeral de Nueva Orleans en la calle San Pedro. Una treintena de actores, ataviados con los collares y paraguas característicos, representarán un cortejo fúnebre, con una marcha fúnebre al principio que concluirá en una fiesta tras el entierro del difunto.

La apuesta por el blues europeo se concretará con los franceses Awek; desde Italia Bayou Moonshiners; los veteranos noruegos JT Lauritsen; el británico Ray Gelato y su banda, y los holandeses The Ragtime Rumors. Una mezcla de Europa y Estados Unidos forma, por último, Tía Carroll & Mingo Coloma. En cuanto a la presencia de bandas locales, esta edición actuarán el cuarteto Noa Volldamm & The Hell Drinker, Still River y Ghost Number & His Tipsy Gypsies.

PROGRAMACIÓN

Noa Voll Damn and the Hell Drinkers: Escenario de la Benta, 21.30.
Lauritsen & The Buckshot Hunters: Benta, 22.30.
Canned Head: Benta, 00.00.
Conciertos pedagógicos: Itxas Etxea, 10.00 y 11.30.
Awek: Arma Plaza, 20.00
Still River: Benta, 21.30.
Mark Humel and the Lone Star Review: Benta, 22.30.
Crossroads II: Benta, 00.00.
Barbacoa popular: Blues Village (La Benta), 13.00.
Awek: Blues Village, 14.00.
M. Hummel: Blues Village, 15.00.
Tía Carrol: Arma Plaza, 20.00.
Bayou Moonshiners: Escenanio de la calle San Pedro, 20.00.
Ghost Number & His Tipsy Gipsies: Benta, 21.30.
Chicago All Stars: La Benta, 22.30.
Ray Gelato and the Giants: La Benta, 00.00.
Paella popular: Bues Village, 13.00.
Chicago All Stars: Blues Village, 15.00.
New Orleans Jazz Funeral: Calle San Pedro, 19.00.
Ragtime Rumours: Benta, 20.30.
Raimundo Amador: Benta, 22.00.
Clausura: Blues Village, 23.30.
Jam Session: Blues Village, 00.30.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos