Bataplan, 40 años de historia de la noche donostiarra

Tristán Montenegro, rodeado de sus hijos Diego (izq.), Maite y Tristán brindan por sus cuatro décadas de historia/LUSA
Tristán Montenegro, rodeado de sus hijos Diego (izq.), Maite y Tristán brindan por sus cuatro décadas de historia / LUSA

La emblemática discoteca organiza tres fiestas los próximos meses para conmemorar su 40 aniversario

PATRICIA RODRÍGUEZ

Primero fueron grupos como Fórmula Quinta o Los Chichos y años más tarde David Guetta, uno de los djs más cotizados del planeta, llenaba la sala de la discoteca Bataplan con su música dance. Este emblemático club de la noche donostiarra celebra este año 40 años de historia, algo que para la familia Montenegro-Sabadell parece «ciencia ficción». Ayer Tristán Montenegro junto con sus hijos, Tristán, Diego y Maite organizaron un encuentro en el 'lounge-club' musical La Madame para dar a conocer los diferentes eventos que se celebrarán los próximos meses para conmemorar esta efeméride tan señalada.

Como aperitivo, este sábado a partir de las 23.30 horas se celebrará una fiesta 'remember' -las entradas ya están agotadas- que contará con «el mítico» Chimo Bayo, ícónico dj de la Ruta del Bakalao «que resurge de las cenizas y vuelve a estar en pleno apogeo gracias a las fiesta de los 'Love 90s'», cuenta Tristán Montenegro hijo, que dirige la discoteca Bataplan, su terraza de verano y el pub irlandés Molly Malone.

La segunda cita para conmemorar estas cuatro décadas de historia será el próximo 20 de julio, una fiesta que contará «con los tres mejores djs que han pasado por Bataplan y que volverán a pinchar en la sala», detalla Montenegro sin querer desvelar nombres. Como recordatorio, además del mencionado David Guetta, Bob Sinclar, Martin Solveig, Roger Sanchez, Kurd Maverick, Michaël Canitrot y Ron Carroll son algunos de los disc jockeys que han actuado a lo largo de estos años en la sala de la discoteca donostiarra.

El broche de oro y de «glamour» lo pondrá la cita del próximo 28 de septiembre coincidiendo con el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, una «gran fiesta para todo el público, muy especial y que contará con música en directo y también djs», comenta Montenegro, que ayer se sentía «feliz y orgulloso» por capitanear un local que sigue «en la cresta de la ola. Es impresionante echar la vista atrás y ver la cantidad de grupos que han pasado por nuestra casa, como La Oreja de Van Gogh, La Unión, Morat, Maldita Nerea, Beret, Morat, Zahara, Coque Malla... además de los mejores djs del mundo y actores y actrices como Charlize Theron, Mel Gibson, Angelica Houston, Quentin Tarantino, Benicio del Toro o Jon Travolta, por citar algunos. Es un privilegio del que pocos pueden presumir», confiesa Montenegro hijo, quien entró en el negocio que dirigían sus padres con 25 años, después de estudiar Empresariales en la Universidad de Deusto. «Pensé que acabaría en la banca pero me gustó la hostelería y me quedé».

Ya han pasado 17 años desde entonces y asegura que «el concepto de la discoteca ha cambiado mucho. Antiguamente, el que ponía la música era el pinchadiscos y era uno más de la fiesta. Ahora, el dj es importantísimo, es la figura principal de la noche, por ello siempre intentamos traer a los más potentes». David Guetta fue uno de ellos. Hace seis años, el que es uno de los djs más cotizados del mundo hizo su set más largo en la discoteca Bataplan. 4 horas y 45 minutos para ser exactos. «Empezó a pinchar y le dieron las 3.00h, las 4.00 h, las 5.00 h de la mañana... hasta que amaneció. Al terminar me dijo: 'Me encanta tu sala y pinchar aquí ha sido una experiencia increíble. ¿Sabes que es el set más largo que he hecho en todo el año, verdad?' Y le contesté: 'Por algo será'. Para nosotros, estos momentos son únicos».

Música para discotecas

Desde que un 24 de julio de 1979 la discoteca Bataplan abriera sus puertas, han sido generación tras generación las que han pisado su pista de baile. Con la llegada de Tristán y Maite al frente del negocio, se modernizó el espacio de la sala de fiestas que pusieron en marcha en 1961 Aurelio y Andrés Sabadell «con las actuaciones de grupos que estaban de moda aquella época y en la discoteca, decidimos poner sólo música». Recuerda Montenegro que «antes se pinchaba con vinilo y solíamos viajar a Madrid a comprar música específica para discotecas que sonaba en Londres y Estados Unidos».

Ingeniero naval de profesión, entró en el negocio de la hostelería para ayudar a Maite, su mujer, en el negocio y a día de hoy ambos siguen en activo. «Es precioso trabajar en una discoteca pero exige mucho sacrificio y responsabilidad seguir manteniendo ese nivel. Para nosotros es una verdadera satisfacción llegar a estos 40 años de actividad como un referente, algo que tenemos que agradecer a nuestros trabajadores, colaboradores, la gente de Donostia y los visitantes». El reconocimiento oficial llegó en 2009 con el Premio Turismo Euskadi , un galardón que «nos llenó de orgullo y nos dio fuerzas para seguir trabajando por esta ciudad», cuenta Montenegro, que ayer se mostró emocionado al recordar en los agradecimientos al primer colaborador que tuvieron, el equipo de baloncesto de la ciudad, el Juven. También se acordó de Eneko Matilla, su mano derecha y se conmovió con los testimonios de amigos y antiguos trabajadores de la discoteca, que dejaron sus mejores recuerdos recogidos en un vídeo que proyectaron.

El presidente de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa, Mikel Ubarrechena, también quiso acompañar a la familia Montenegro-Sabadell, quien afirmó que «Bataplan es la historia de la noche de Donostia, un referente. Es un orgullo que tengamos una discoteca como ésta y por la que hemos pasado casi todas las generaciones de los últimos años».