Una muestra explora la relación del ser humano con los juguetes

Una vista de algunas de las piezas incluidas en la exposición 'Forever Toys'./
Una vista de algunas de las piezas incluidas en la exposición 'Forever Toys'.

La Casa de Cultura de Okendo reúne más de doscientas obras de un centenar de artistas, bajo el comisariado de Judas Arrieta

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

Alrededor de doscientas obras de 'art toys' realizadas por un centenar de creadores de todo el mundo conforman la exposición que la Casa de Cultura de Okendo ha dedicado a explorar las relaciones que el ser humano mantiene con los juguetes a lo largo de su vida. Comisariada por Judas Arrieta, la muestra 'Forever Toys' es una exposición donde el Colectivo Art Toy Gama hace una reflexión sobre la relación que los humanos tenemos con los juguetes a lo largo de nuestras vidas e historia.

En el caso de las obras reunidas en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura de Gros, son piezas de arte, diseño, decoración y coleccionismo. «Son los nuevos lienzos que artistas de diferentes países y culturas utilizan para reflejar su forma de mirar, interpretar y transformar el mundo», señalan desde la sala de exposiciones. La muestra permancerá hasta el 20 de octubre.

Lugar
Casa de Cultura Okendo.
Fechas
hasta el 20 de octubre.
Horario
10:00-14:00 / 16:00-20:30; sábados, 10:00-14:00 / 16:30-20:00.

Esta exposición ha reunido trabajos de más de un centenar artistas de todo el mundo, hasta sumar más de 200 piezas o art toys para descubrir este nuevo movimiento artístico surgido en los años noventa del siglo pasado y que en la actualidad se ha convertido en una realidad cada día más pujante en nuestra sociedad. Los art toys pueden encontrarse en tiendas de subastas online, galería de arte y museos de arte contemporáneo de todo el mundo.

En la presentación de la muestra, Judas Arrieta evoca una infancia en la que geypermans, Big-jims, Madelmans, Airgamboys «y, sobre todo, los que más me gustaban, los muñecos de acción de Star Wars» se convirtieron en «mis más preciados tesoros». Arrieta descubrió en Japón en 2002 el «paraíso» de los 'art toys' durante una incursión a la tienda Mandarake de Shibuya en busca de libros y de algunas figuras de Mazinger Z. «Aquella visita cambió mi vida», asegura el artista donostiarra. Y da fe de que así fue: siete años después acudió en Singapur a su primera convención de Art Toys y allí presentó a JudasZ, su pieza enmarcada en este movimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos