'El día de los muertos', según Miguel Bergasa, en el Diocesano

Miguel Bergasa posando frente a una fotografía realizada en Tzurumutaro, México./USOZ
Miguel Bergasa posando frente a una fotografía realizada en Tzurumutaro, México. / USOZ

El fotógrafo navarro expone en el museo una veintena de imágenes sobre los ritos funerarios en México, Bolivia y Paraguay

LEIRE NEIRASAN SEBASTIÁN.

El Museo Diocesano de San Sebastián presentó ayer la exposición fotográfica 'Miguel Bergasa. Día de muertos' que se mantendrá abierta al público en la sala de exposiciones temporales hasta el 14 de julio. Edorta Kortadi, director de D'Museoa, mencionó que esta exposición «viene de la mano» de l que hay actualmente en el Museo San Telmo, 'Heriotza. Ante la muerte', que recoge objetos vinculados a los ritos, creencias y costumbres procedentes de diferentes culturas.

Bergasa es el autor de la muestra que reúne ahora el diocesano y que recoge sus impresiones fotográficas cuando visitó los estados mexicanos de Michoacán y Jalisco, donde examinó la manera que sus habitantes tienen de vivir la religión, la muerte y la relación con los difuntos.

Lugar y tarifas

Lugar
Basílica de Santa María
Precios
Entrada general (3€ )
Precios
Gratis (ver condiciones)
Precios
Grupos +10 personas (2€)
Precios
Visitas a grupos (30€

Bergasa comenzó a interesarse por la fotografía a comienzos de los años setenta en la Asociación Fotográfica de su Pamplona natal y luego se trasladó a Madrid para seguir aprendiendo; después de trece años en la capital decidió volver a Pamplona, momento en el que le surgió el interés por fotografiar ritos funerarios navarros. En los años ochenta decidió viajar a Latinoamérica en donde, «sorprendentemente», encontró varios ritos similares a los navarros aunque con las modificaciones que las culturas indígenas realizaron a lo largo de los siglos tras el proceso de conquista y colonización. El 'día de los muertos' en México es la pieza troncal de la exposición, con 17 fotografías, aunque Bergasa ha incluido otras dos fotografías de Bolivia y otra de Paraguay.

«En la cultura occidental la muerte se observa como algo trágico o dramático»

En las imágenes expuestas pueden observarse las «grandes diferencias» que existen entre la cultura occidental, en la que la muerte se observa como un suceso «trágico o dramático», y algunas culturas de Latinoamérica en las que la muerte se celebra durante varios días. Concretamente, fue en México en donde Bergasa pudo comprobar que este tema es una «toda una festividad».

En cierta ocasión acudió a la una de la mañana a un cementerio «repleto» de miles de personas apoyadas o sentadas sobre las tumbas de los difuntos «mientras realizaban ofrendas, comían y bebían. Es algo que impresiona y que te hace reflexionar sobre las diferencias que hay en torno a este tema en distintas partes del mundo».

De las veinte fotografías seleccionadas para esta exposición, Bergasa destaca un par de ellas. La primera de ellas tiene por titulo 'Lavatorio de los bienes', realizada en Taija, Bolivia. En la foto se puede ver a una mujer agachada en un arroyo mientras lava a mano los bienes del difunto.

La segunda foto retrata el entierro de un niño pequeño que se caracteriza por su «total austeridad», titulada 'Entierro niño menon' y tomada en Nueva Durango, Paraguay en el año 88. Se trata de un rito de origen centroeuropeo que llevaron los mennonitas, una población protestante de origen luterano, a Paraguay. Para los mennonitas «la muerte sólo es un paso a otra etapa de la vida», por eso «a nosotros nos parece curioso» que no adornen las tumbas ni pongan lápidas.