Momentos de nuestra vida dentro de mil libros

La artista donostiarra Maider López recopila elementos que los ciudadanos utilizan como marcapáginas

Varios libros con marcapáginas. /
Varios libros con marcapáginas.
Teresa Flaño
TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN.

Entre todos los frentes artísticos que en estos momentos tiene abiertos la donostiarra Maider López se encuentra el proyecto 'Marcapáginas', que surgió a través de la colaboración con la editorial y productora artística Consonni. Si habitualmente interviene espacios, esta vez, dada las características de la empresa bilbaína, se ha decido a actuar sobre un libro, concretamente 'Video Green' de la escritora y cineasta estadounidense Chris Kraus, que ahora se va a traducir al castellano y en donde se examina el 'boom' del arte de Los Ángeles impulsado por programas de graduados de alto perfil a finales de la década de los años 90.

En el libro, López encontró una cita en la que habla de la conexión que se genera en el coleccionismo amateur entre quien compra una obra y su propietario anterior. «El proyecto pretende generar esa conexión», explica la artista.

Pero no ese no es el único propósito de 'Marcapáginas', porque también ha servido para que Maider López reflexione sobre el hecho de la lectura y la relación que el lector establece con el libro desde una perspectiva física, de contacto. «Normalmente al leer, cuando quiero marcar dónde me he parado utilizo como separador alguna de las cosas que encuentro, como una nota de la compra, una entrada de cine... objetos cotidianos».

Ese simple acto, casi mecánico, con el tiempo adquiere otra dimensión «cuando dentro de unos años volvamos a abrir el libro y hallemos ese marcapáginas. El libro queda contextualizado y me acuerdo del momento en que lo leí gracias a lo que me encuentro dentro».

Para crear la colección ha empezado a recopilar esos objetos que representan el día a día de las persona y que son susceptibles de utilizarse en un libro. Ha realizado una convocatoria para que todos aquellos que lo deseen participen enviando objetos personales que son recuerdos de una vivencia «como una entrada del circo u otras cosas que marquen su cotidianidad». De esta forma crea una colección muy variada.

Pero esa compilación va a tener un carácter efímero, solo un par de días después de terminar de documentar todos los objetos, porque después se introducirán por separado en cada uno de los ejemplares que se editarán de 'Video Green' personalizándolo. «A cada comprador le corresponderá el recuerdo de otra persona, por ejemplo un pequeño folleto sobre cómo construir una estantería. Así dará pie a pensar sobre esa persona creando un vínculo entre quien encuentra el objeto y su dueño original. La imaginación juega un papel importante porque recrearemos historias sobre alguien que no conocemos y que posiblemente no habrán sucedido».

Un sello egipcio

Entre la diversidad que ha recibido y entre las que más le gustan Maider López destaca un sello azul de Egipto, el pase de socio de la Real Sociedad de los años 80 cuando costaba 13.000 pesetas, además de notas y pequeños dibujitos. También le han llegado muchas entradas de cine.

Todo el que quiera puede participar bien enviando un sobre con la dirección de Consonni (calle Conde Mirasol 13 LJ1D E-48003 Bilbao) o acudiendo a los buzones que se han instalado en el País Vasco. En concreto, en Gipuzkoa están en Donostia, tanto Tabakalera (en Ubik y en Infopuntua) como en el Koldo Mitxelena -cuya biblioteca también va a colaborar aportando los 'marcapáginas' que encuentra en los libros de préstamo-, y en el bar Rekalde de la calle Aldamar. Se necesitan más de mil y la única condición es que sean objetos planos que no dañen el libro.

El proyecto aúna dos aspectos del trabajo de la artista : la intervención de los espacios, en este caso unos libros, y el llamamiento a que participen muchas personas, aunque esta vez se genera «algo que no normalmente no se da en mi trabajo, que es la conexión entre la gente a través de sus vivencias y la imaginación».

Más