Las recomendaciones literarias de la semana

¿Qué leer? Analizamos algunos de los títulos disponibles ya en las librerías

Las recomendaciones literarias de la semana
IVÁN MATA
DV
Sobre los roles de género y los misterios del deseo Lo estás deseando

SANTIAGO AIZARNA

Un libro que contiene doce relatos y que supone el magnífico descubrimiento -y se supone que feliz lanzamiento editorial - de una nueva autora a la que habrá que tener presente a lo largo de esta su carrera literaria que comienza con realidades tan gozosamente tangibles en el género narrativo por medio de cada uno de esta docena de relatos.

En realidad, y como se informa en la contraportada de este libro, ese descubrimiento del que hablamos en estas líneas, tuvo lugar en diciembre de 2017, cuando Kristen Roupenian (graduada en el Barnard College, doctorada en Literatura en Harvard y que tiene un máster de Escritura de la Universidad de Michigan), publicó en el New Yorker el relato 'Cat Person', publicado aquí bajo el título españolizado de 'Un tipo con gatos', un relato, del que escrito viene en la citada contraportada que «de inmediato se hizo viral y se convirtió en uno de los más comentados y que más revuelo han generado entre los publicados por la revista, junto con los ya clásicos 'La lotería', de Shirley Jackson, y 'Brokeback Mountain', de Annie Proulx (es opinión ésta muy fácil de admitir, supongo, por todo buen lector, o, al menos sí, en su totalidad, para el comentarista que esto aquí deja escrito).

Añádase a este breve prolegómeno la dedicatoria dirigida a su madre (si para algo valen las dedicatorias (que sí que valen cuando son como ésta): «Para mi madre, Carol Roupenian, que me enseñó a amar lo que me da miedo» (un muy bien contrastado juego de imágenes en donde el amor le pisa la cola al miedo en una especie de caricatura de la razón ya algo irrazonada; que precede a otra cita de Lara Glenum: «El dijo/ Algo se sacude/ en tu caja torácica / que no es un corazón/ Es blanco como el intestino de una vaca/ fibroso /tiene branquias». En cuanto a los doce relatos que figuran en el Índice, son: 'Chico malo', 'Look at Your Game, Girl', 'Sardinas en lata', 'El corredor nocturno', 'El espejo, el cubo y el fémur viejo', 'Un tipo con gatos', 'Un buen tío', 'El chico de la piscina', 'Cicatrices', 'El signo de la caja de cerillas', 'Deseos suicidas', y 'Una chica de las que muerden'.

El cuento con el que se abre la lista de los doce que aquí van, que es el titulado 'Chico malo', hasta pudiera servir de falsilla para poder cotejar el estilo literario de todos ellos, pues el estilo de nuestro escribir nos sella sin poder apartarnos de ése su estampillado o lacrado que grabado se nos queda para todo menester parejo, unos modos de escribir que aparecen a las primeras de cambio y arrecian imperturbables más allá de todo tipo de quimeras postliterarias. Vale la pena, creo yo, que dentro de la obvia obligatoriedad del comentario en sí se incluya aquí el modelo:

«Nuestro amigo vino la otra noche. Su horrible novia y él por fin habían roto. Era la tercera vez que lo dejaba con esa misma novia, pero insistía en que aquella iba a ser la definitiva. No paraba de dar vueltas por la cocina enumerando los diez mil tormentos y humillaciones insignificantes de los seis meses que había durado la relación, y mientras tanto nosotros asentíamos, nos mostrábamos preocupados y lo mirábamos con una expresión amistosa. Cuando se fue al baño para calmarse, nos desplomamos el uno sobre el otro con los ojos en blanco y simulando que nos ahorcábamos y nos pegábamos un tiro en la cabeza. Nos dijimos que escuchar las quejas de nuestro amigo sobre los pormenores de su ruptura era como escuchar los lamentos de un alcohólico sobre la resaca: sí, el sufrimiento era palpable, pero qué difícil es empatizar con alguien que desconoce hasta tal punto las causas de sus propios problemas».

Es decir, tomar el camino de la sencillez suma para introducirnos en ese su mundo de relaciones psíquicas, actividades sexuales hasta desbordadas generalmente, con personajes introducidos en un mundo en fervores tan complementarios de banalización moral séase narrada en la persona gramatical que sea, que si ese primer relato ha sido desde el tan dominante lugar de la primera, se nos contará el segundo desde la tercera que es la correspondiente a las andanzas de Jessica (de doce años) y su familia, junto con los rastros o fantasmas de los veinticuatro años después de los asesinatos de Manson y cinco años después de que Hillel Slovak muriera de una sobredosis de heroína, siete meses antes de que Kurt Kobain se pegara un tiro en la cabeza y cuando faltaban tres semanas para que un hombre armado con un cuchillo secuestrara a Polly Klaas en una fiesta de pijamas en Petaluma (California). Es decir, tiempos y lugares determinando una situación más o menos simple o compleja pero en todo tiempo ofreciendo narraciones de tan agradable merodeo que impacientan al lector en su lectura tanta es la prisa que le invade de terminar uno cualquiera de esos relatos para involucrarse en los siguientes.

Lo estás deseando

Autora: Kristen Roupenian.

Traductora: Lucía Barahona.

Edit.: Anagrama.

Páginas: 288.

Precio: 19,90 euros.

Presencias fantasmales El frío de la muerte

IÑIGO URRUTIA

Los seguidores de John Connolly (Dublín, 1968) están de enhorabuena. Vuelve Charlie Parker, el detective antihéroe, atormentado, un imán para atraer el mal que ahora se enfrenta no sólo a un nuevo caso, una historia de fantasmas, sino al peligro de perder a sus más próximos.

Parker, que sumó nuevas cicatrices intimas en su última entrega,'Tiempos oscuros', trabaja ahora como asesor del FBI mientras constata en una Portland de invierno blanco que siempre ha vivido con dolor. Posee una lista de personas comprometidas con el mal que la agencia federal codicia y él administra. Es una suerte de seguro de vida, porque estar al amparo a la ley no es un salvoconducto suficiente. No en su caso. Porque él es «cazador y señuelo».

Edgar Ross, un agente especial del FBI, le encarga que localice al detective privado Jaycob Eklund, desaparecido sin dejar rastro cuando investigaba extraños asesinatos y desapariciones. Parker no tarda en reparar que Ross tiene una motivación añadida y secreta, aunque no suelta prenda.

El detective va herido en lo más íntimo por la pretensión de su ex de despojarle de la custodia de su hija Sam, un personaje de mucho futuro inquietante.

Entretanto, comienza a desbrozar los trampantojos que enmascaran una inmersión inmediata en las tinieblas del mal, con sus fieles e inseparables Louis y Angel, dos armarios con glamur, Glocks y unos escrúpulos volubles. Parker huronea por la senda que había abierto Eklund y no tarda en toparse con una red criminal con una lideresa de armas tomar, uno de esos personajes repulsivos que niquela Connolly. Los efluvios de mentes dominadas por una insanía ancestral le alertan de que hay más jugadores en la partida, los epígonos de los 'mártires de Capstead' -una matanza de Waco avant la letre, en el XIX-, aficionados a eliminar linajes familiares completos. Eugenesia a lo bestia. Y viejos conocidos: los Hermanos Huecos, «residuos sin alma de los muertos», El Coleccionista... y otros seres fantasmales a los que Connolly da verismo con su proverbial oficio narrativo para fusionar lo real y lo fantástico.

El frío de la muerte

Autor: John Connolly.

Traductor: Vicente Campos González.

Editorial: Tusquets.

Págs.: 464.

Precio: 19,90 euros.

Thriller arqueológico sobre la era digital The game

Alessandro Baricco traza un «thriller arqueológico» sobre la revolución tecnológica de las últimas décadas en este ensayo que es fruto de una investigación que llega 12 años después de 'Los bárbaros', que el autor sitúa como prólogo de esta cuestión. Baricco se adentra en el mundo digital para entender los cambios mentales del ser humano y lanzar preguntas. «No es un libro que contenga ideas, sino la historia de un hombre que busca ideas y que, a menudo, las encuentra. Es un libro muy narrativo, porque en última instancia yo soy escritor», destaca el autor de 'Seda', que intenta entender una civilización que construyó Google, Amazon, Facebook y YouPorn, entre otros. r.k.

The game

Autor: Alessandro Baricco

Traductor: Xavier Gonález Rovira

Editorial: Anagrama

Páginas: 328

Precio: 20,90 euros

Louisa May Alcott y la vida en una comuna Fruitlands

A Louisa May Alcott, educada en el campo por su padre, el filósofo Amos Bronson Alcott, y varios amigos de este, como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thorea, le bastó un solo libro, 'Mujercitas' (1808), para que se hiciera famosa. Su personalidad tiene aspectos extraordinarios como es el hecho de que allá donde permaneciera algún tiempo no tardaba en escribir algún libro, como cuando estuvo de enfermera durante la Guerra de Secesión, en la escritura de novelas como 'Hombrecitos' (1871), 'Rosa en flor' (1876), 'Un Mefistófeles moderno' (1887) y este que aquí se comenta 'Fruitlands' (1873), donde se cuenta la vida en una comuna de Massachusetts en 1840, según la filosofía de los trascendentalistas (la de Thoreau y Emerson). s.a.

Fruitlands

Autora: Louisa May Alcott.

Género: Poesía.

Editorial: Impedimenta.

Páginas: 128.

Precio: 16,95 euros.

«La habitación que dejé para mudarme a la casa del mundo» Mis fantasmas

Por los años 80, Juan Pablo Zapater (Valencia, 1958), ya fue reconocido como poeta y su libro 'La coleccionista' (Visor, 1990) fue galardonado con el Premio Fundación Loewe. Con 'La velocidad del sueño' (Renacimiento, 2012), obtuvo el Premio de la Crítica Literaria Valenciana. Actualmente dirige la revista de poesía '21veintiún versos'. Respecto a este libro, por el que ha sido ganador del XLV Premio Ciudad de Burgos, hay en él un poema 'Relato fantasma', donde revela que «La habitación que un día/ dejé para mudarme a la casa del mundo/ aún guarda en sus armarios/ el fantasma de un niño que parece/ conocer mis más íntimos secretos». Un muy buen acicate para ese lector tan acuciado por la curiosidad. s.a.

Mis fantasmas

Autor: Juan Pablo Zapater.

Género: Poesía.

Editorial: Visor.

Páginas: 76.

Precio: 12 euros.

Barne-gatazka Atzerrian

JAVIER ROJO

Nerea Baldak argitara emandako lehenengo nobela, 'Atzerrian' izenburukoa, hitz bakar batez definitu beharko balitz, inpresionista izango litzateke hitz hori. Izan ere, idazleak istorioa kontatzeko narrazio lineal eta jarraikorra hautatu beharrean, mosaiko itxurako kontakizuna erabili du. Testu honen aurrean irakurleak zatika eskaintzen zaion argumentua osatu eta batasuna eman behar dio. Baina argumentua, nire ustez, bigarren mailakoa da, hemen nabarmentzen dena sentimendua baita. Eta esan behar da idazleak oso ondo lortu duela sentimenduak islatzea.

Argumentuak ez dauka konplexutasun handirik: emakume gazte batek itzultzaile moduan lortu du lana Londresen, eta lana lortutakoan bizitzan zuen helburua ere iritsi duela ematen du. Hauxe da egoera nagusia, argumentua azken finean egoera horren garapena delarik. Baina pertsonaiaren bizitzan argi-ilunak daude. Atzerrian itzultzaile moduan aritzea helburua barik, etxetik aldentzeko bidea baita. Atzerrira jotzea, urruntzea, aldentzea… ematen du honelako jarrerarekin pertsonaiak bere burujabetasuna azpimarratu nahi duela, bere ahaleginez erakutsi, nahi duena lortzeko gaitasuna duela. Baina helburua lortutakoan, bakardadearekin egiten du topo, edo hobeto esateko, bakardadeak erakusten du bere benetako izaera. Ahalegin horiek guztiak bere buruarengandik ihes egiteko bideak izan dira neurri batean. Londresen dagoen bitartean protagonistak lagunak dituen arren, bakardadea da nagusi bere bizitzan eta testuak inpresioa uzten du emakumea barne-gatazka gogorrean ari dela, bere bizitza hutsunez beterik dagoela. Eta bere bizitzarekin bakea egiten ez duen bitartean, ezinezkoa izango zaio inguruarekin erlazio orekatua izatea. Atzerria, beraz, lekua barik, bizitzan egoteko modua litzake kontakizun honetan.

Hori kontatzeko idazleak narratzaile mota desberdinak erabiltzen ditu, ahotsak txandakatuz, eta arreta gertakarietan jarri ordez, gertakari horiek pertsonaiarengan uzten dituzten zirrarak kokatu ditu erdigunean, halako moduan non esan baitaiteke nobela emozioen azalpena dela. Ohiko kontakizun arruntetatik aldentzen da eleberria eta jokaera hau guztiz eskergarria da.

Atzerrian

Egilea: Nerea Balda.

Generoa: Eleberria.

Argitaletxea: Pamiela.

Orrialdeak: 120

Prezioa: 13 euro.